Kiko Rivera ya tiene los resultados de lo último que comunicó hace una semana en Instagram y ahora un especialista de la localidad de Castilleja de la Cuesta en donde reside habitualmente en Sevilla le ha concedido una baja médica de 6 meses.

Pero en el documento, al que ha podido tener acceso Periodista Digital a través de fuentes internas en Tenerife, no se había recogido ningún diagnóstico de enfermedad ni se ha dicho [VIDEO] el tratamiento que durante esos seis meses debería de recibir el cantante. Según se recoge en el periódico EL ESPAÑOL un documento que rubrica el Servicio Andaluz de Salud y la Junta de Andalucía esperan que el próximo 23 de mayo Kiko Rivera volviera a la revisión médica.

Kiko Rivera pasa por el peor momento de su enfermedad

Este pasado 5 de mayo hace exactamente cinco días, Kiko Rivera comunicó a través de las redes sociales que se retiraba de los escenarios durante un tiempo debido a que sufrió una depresión que le impedía continuar en su trabajo [VIDEO],al menos de momento y que le resultaba imposible subirse a un escenario debido al problema tan grande que tenía.

Apenas había pasado un día de esos vídeos y comento qué se encontraba sometido a una serie de pruebas médicas que iban a determinar cuál era su estado de salud pero que le parecía un mundo abrirse el camino a los escenarios y que no se sentía capaz de concentrarse en nada y menos aún de trabajar. Incluso ayer, su esposa Irene Rosales comentaba en una entrevista a la revista Semana que era verdaderamente grave lo que estaba ocurriendo e incluso uno de sus hermanos Fran Rivera el torero dijo que estaban muy preocupados por la salud de su hermano.

Este hecho de verlo precipitado en cuanto los términos ha despertado muchísima desconfianza no solo en los promotores de sus conciertos y las personas que se encargan de llevar a cabo el espectáculo sino también en los medios de comunicación a los que les ha alarmado muchísimo y les ha parecido muy complicado acceder a las fuentes para poder cotejar una información que se brindó hace cinco días.

En esta delicada situación su actual esposa Irene Rosales ha informado sin echar demasiada luz sobre el asunto que su médico tiene que seguir hablando con él para conocer verdaderamente qué es lo que le pasa y ahí ya poder ayudar, pero que desgraciadamente ahora mismo se tienen pocos datos y no se sabe lo que necesitara Kiko Rivera para salir de este bache en el que se encuentra por el momento 6 meses de baja y médico constante.