Si la nueva etapa vital que ha iniciado Belén Esteban desde que hace ya casi un mes se conociera la sentencia en firme que le daba la razón en su procedimiento judicial contra su ex representante, Toño Sanchís, fuera una película esta sería, claramente, "No habrá paz para los malvados".

Y es que si algo ha venido quedando claro de las innumerables apariciones en los medios de comunicación de la colaboradora de Sálvame celebrando su triunfo en los juzgados es que esta no se conforma, ni mucho menos, con que el que fuera su mejor amigo y agente durante más de una década le pague los 600.000 euros que un juez le ha conminado a ingresar en la cuenta de la de San Blas.

Ni mucho menos.

Belén, a punto de dar la estocada final a Toño Sanchís

En este sentido ya lo avisaba en su primera intervención como triunfadora. Por mucho que pague pronto y pida perdón, lo que ahora le toca esperar al agente de famosos es la siguiente demanda. Ahora una de tipo penal [VIDEO] en la que le pide prisión al valenciano. Concretamente 27 años de privación de libertad por un conglomerado de delitos que, de confirmarse, borrarán para siempre a Toño de la libertad de la que ahora goza.

Para ello, tal y como han publicado en las últimas horas nuestros compañeros de EsDiario, Belén Esteban guarda un as debajo de su manga que solo sacará durante el procedimiento judicial que los abogados de la colaboradora de Sálvame esperan se inicie en la última parte de este año 2018.

No obstante, y siguiendo la misma fuente indicando en el párrafo anterior, parece que ya se puede desvelar que lo que esta le va a tratar de demostrar al juez mediante la presentación de documentos que no dejarían mucho margen a la interpretación es que hubo firmas falsificadas que, ojo al dato, el banco tomó como buenas y que supusieron un enorme perjuicio a sus intereses económicos.

Juicios y más juicios para Belén Esteban

De ahí que esta haya confirmado también que la entidad bancaria [VIDEO] con la que vino trabajando durante los años que estuvo con Sanchís será la siguiente en recibir una demanda por su parte en lo que se espera sea un final de año de lo más agitado a nivel judicial para la colaboradora televisiva más famosa y mejor pagada del panorama mediático patrio.

Veremos si con todo esto y sus apariciones en Telecinco le queda tiempo para ir preparando su boda y para ponerse manos a la obra con lo de hacer padre a su novio Miguel Martos. Si algo está claro es que lo quieren intentar.