La peor de las noticias posibles para Raquel Mosquera, su familia y sus fans se ha confirmado en las últimas horas. La concursante de Supervivientes 2018 ha tenido que ser evacuada de urgencia de Cayo Paloma tras no poder superar una crisis de salud.

Una crisis que se había venido agravando desde que el pasado domingo informara la dirección del Reality show más extremo de España, y por ende a la audiencia del programa y que ha llevado a la dirección del mismo a tomar la decisión de sacarla cuanto antes de la isla.

Los médicos conminan a Mosquera a abandonar Cayo Paloma

Todo comenzaba con lo que parecía una suerte de bajón de tensión vivido en los últimos días y que centraba gran parte de la información que se vertía en el debate de los domingos.

Sus mareos y su debilidad obligaban a los médicos del programa a pedirle que descansase y que bebiese más agua de lo normal. Así debería, poco a poco, ir recuperando sensaciones.

Sin embargo la peluquera rehusó hacer caso a los consejos médicos y quién sabe si por no quedar ante sus compañeros y ante la audiencia del programa como un lastre, decidía salir a pescar y ejecutar otra serie de tareas diarias que exponían aún más si cabe su estado de salud.

Las consecuencias, dada su debilidad, se veían venir y no tardaban en hacer acto de aparición. El estado de salud [VIDEO] de Mosquera empeoraba y sus compañeros no dudaban en dar la voz de alarma a los médicos del espacio televisivo para que tomaran cartas en el asunto con urgencia.

Dicho y hecho. Tras intercambiar unas palabras y realizar una primera exploración superficial, estos la conminaban a abandonar la aventura y a emprender camino de un hospital en el que, con medios, se le realice una exploración completa sobre su estado de salud ante el miedo de que sus complicaciones puedan agravar seriamente.

La evacuación de Raquel Mosquera

Lo que estos se encontraron justo antes de meterla en un helicóptero [VIDEO] donde ha sido evacuada a un hospital cercano los emitía ella misma hablando la pasada madrugada con Melissa. La cosa sonaba tremendamente grave: "Me duele mucho la cabeza, estoy mareada, tengo vértigos y, además, llevo catorce días sin ir al baño".

Con todo esto, y a la espera de conocerse los resultados, la vuelta al programa de Raquel se antoja ahora mismo más que complicada. Si tras varios días de exploración desaparecen todos los síntomas volverá. Si no, su tiempo en SV 2018 habrá terminado mucho antes de lo esperado por una causa de fuerza mayor.