No es nuevo. De hecho venidos hablando de ello en los últimos días. La pérdida de confianza en Belén Esteban que se viene produciendo en Mediaset España de un tiempo a esta parte es latente.

La que fuera la 'niña minada' de Vasile, parece ya no lo es tanto desde que la colaboradora de Sálvame haya dejado de interesar como lo hiciera antes. Algo que al principio esta aseguraba solo se decía para hacerla daño y sacarla de la televisión cuando antes y que ahora parece demostrado con una serie de datos que la de San Blas preferiría no supieras tú ni muchos y que maneja la dirección de la cadena de Fuencarral.

La información que posee Telecinco de Belén

Hablamos de documentos oficiales y objetivos sobre cómo son las mediciones de audiencia.

La única Biblia que existe en Internet capaz de poner nuevos programas, mantener los que ya están en antena y, por supuesto, eliminar en menos que canta un gallo aquellos que han dejado de interesar en masa a la audiencia.

Asunto, este último, que se puede aplicar a la perfección a la conocida como la princesa del pueblo si tenemos en cuenta el fracaso que han venido suponiendo sus últimas apariciones en los medios con teóricas exclusivas. Exclusivas, además, del tamaño de una victoria como la firmada ante su mayor enemigo, Toño Sanchís.

En este sentido, su exclusiva en Semana cerraba con unas ventas [VIDEO] muy por debajo de las que viniera firmando en los últimos años advirtiendo de que, quizás, la gente prefiere ya cotillear en la vida de otras personas menos expuestas y sobre las que quiere saber información nueva.

No la que esta suelta cada día en la televisión.

Tendencia que se confirmaba en su último 'Belenazo' en Sábado Deluxe, donde cosechó una más que discreta cuota de pantalla y, quedó patente en su visita al plató de Vive la Vida, a quien hizo perder más de un dos por ciento de share [VIDEO] en relación a los programas en los que esta no aparece.

El oscuro futuro de Belén Esteban

Todos estos datos, sumados a los que dicen que Sálvame lleva desangrándose en espectadores en el último año y medio, dejan claro que el final de ciertos personajes televisivos como lo es la que fuera mujer de Jesulín de Ubrique, está mucho más cerca de lo que pudiera parecer.

Sus ingentes salarios, su cotización a la baja, y por si esto fuera poco, sus desavenencias con sus jefes, conducen, todos, en la misma dirección. La que obliga a Belén a buscar un milagro si no quiere empezar a pensar en alternativas a la tele.