Lo que estamos viendo en esta edición de Supervivientes está superando cualquier expectativa. Hay todo tipo de estrategias muy sucias, mientras solo unos pocos practican la supervivencia. Han logrado convertir el mejor Reality de la Televisión española en un Sálvame playero.

La estrategia de Saray y Raquel

La primera gran estratega fue Saray Montoya, quien desde que pisó la isla dijo que se quería marchar. Pretendió primero que alguno de sus compañeros respondiese de mala manera a sus provocaciones constantes, según ella porque eso era lo que da videos y hace ganar dinero.

Consiguió llevarse al lado oscuro a una Raquel Mosquera, que digan lo que digan los que la defienden, nunca debería haber ido a un concurso de supervivencia en sus circunstancias.

Juntas se apartaron del grupo y pergeñaron todo tipo de estrategias. Tras mucho ir y venir, la Montoya abandonó el reality, pero llegada al hotel y puesta al habla con su marido y con la organización no dudo en recular.

Por lo visto la amenazaron no solo con una multa exorbitada, aunque ilegal (dicho por Lucía Etxevarria que ya les ganó un juicio por atentado contra su honor) sino con no pagarle lo trabajado y si a eso unimos las muchas deudas que al parecer tiene, debía volver sí o sí.

Pero desde el primer momento su estrategia estaba clara: hacer que la expulsasen [VIDEO] y así librarse de pagar y no perder dinero. Y dicho y hecho, aprovechó que Romina Malaspina animada por Logan, dijese que la iba a sacar de quicio a ver si le pegaba y así lo hizo. La agresión probablemente mucho más fuerte de lo que J.

J. Vázquez insistió en hacernos creer, ni se ha visto, ni por lo visto se verá, ya que podría ser constitutiva de delito.

La estrategia de Raquel consensuada con Saray es ir de víctima. Sonríe siempre, aunque la dejen sin recompensa, aunque llueva o truene, ella sonríe a cámara como si estuviese en los mundos de Yupi y da las gracias por todo. Cuando está con sus compañeros es otra cosa. Los saca de quicio con su afán de hacerlo todo, pero haciéndolo todo mal, como dijo Joao.

Hay un vídeo impagable. Raquel pone agua para cocer el arroz y la avisan de que va demasiado deprisa y de que el cuenco está inclinado, pero ella va a lo suyo y hace como que no escucha. Resultado: la mitad del escaso arroz que compone la dieta diaria, esparcido por la mesa y ella de nuevo aprovechando para hacerse la víctima mientras se excusa con un:"Es que soy torpe”. Su estrategia la llevará por lo menos a la final.

Sofía y sus estrategias cada vez más sucias

Comenzó atacando a Logan después de haber hecho todo tipo de arrumacos con él, para insinuar que el chico se había acercado a ella, la gran diva, por interés y que no se creía ya nada de él.

Todo esto mientras su supuesto novio Alejandro Albalá, la defendía primero y la repudiaba después en el plató.

Entre medias, la navarra, aprendiza aventajada de Maquiavelo visto lo visto, aprovechaba para lanzar torpedos a sus compañeros. Sobre todo al cantante Francisco, pero de esto hablaremos más adelante.

Alejandro voló a la isla para dejarla en directo y ella sufrió un ataque de histeria asegurando que no sabía lo que le pasaba. Ella le pidió que la esperara y él nada más llegar a España, olvidó los cuernos y puso un mensaje diciendo que iban a volver.

Pero resulta que a pesar de la prohibición de no decirle nada de fuera le dijo algo muy fuerte y Sofía que es lista pero no inteligente, no dudó de soltarlo a su vez en la Palapa. La bomba era que Logan y Romina comparten representante y según Albalá estaban compinchados. Nada ha podido probarse y desde luego la representante lo niega rotundamente.

Decir que ha recibido información del exterior supone una sanción importante, pero Sofía es la nueva niña bonita de Telecinco y no solo lo han dejado pasar, han hecho además que los colaboradores tanto en Sálvame [VIDEO] como en los debates apoyen casi sin fisuras a esa señorita, sus soeces salidas de tono y sus maquinaciones.

Hace unos días pudimos verla tirada en la arena que es lo único que hace todo el día, sacando de quicio con sus provocaciones a todos sus compañeros, incluido Alberto Isla que está haciendo un buen concurso de supervivencia.

Pues bien, la respuesta airada de Alberto ante: “Ese se ha casado con su ‘chollazo’ la pantojita” que claro que le gritó que no ofendiese a Isabel, pero en ningún momento se acercó más de lo conveniente, pretenden hacerla pasar por una pérdida de papeles que muestra la verdadera cara del joven ¿Estamos locos? Señores de Telecinco, defender lo indefendible no va a cambiar la verdad.

Objetivo: Francisco

Sofía, viendo como nada de lo que hace o dice tiene consecuencias está desatada, convencida de tener el maletín asegurado. Se lo ha dicho bien claro al resto: “Os veré iros uno a uno”.

Y al primero que quiere ver irse ahora que está nominado es a Francisco. Para ello ha ideado un plan con María Lapiedra, la última en abandonar el reality por propia voluntad. Ya lo insinuó en la Palapa hace unas semanas cuando le dijo al cantante: “Si cuento lo que has dicho te expulsan disciplinariamente”. Francisco la invitó a hablar y ella se calló.

Ahora es María Lapiedra la que insinúa lo mismo y ha sido Kiko Hernández apodado ‘El bombitas’ el que le dijo a la mujer de Francisco: “Ve mañana mismo a un Juzgado de Guardia, porque si supieras lo que va contando María Lapiedra y Sofía Suescun de tu marido, si supieras el plan que han ideado dentro de la isla para echar a tu marido

Esta misma tarde en Sálvame han seguido echando más leña al fuego. Por lo visto Sofía y María aseguran que Francisco dijo algo muy grave, gravísimo, delante de cinco personas (nada menos) pero que ¡Oh casualidad! No ha sido grabado. Las cinco personas ‘fantasma’ naturalmente no se sabe quienes son.

Vamos por el mismo camino que con el vídeo de la agresión a Romina, a quien sentenciaron la semana pasada para que la echase la audiencia lo que afortunadamente no consiguieron.

Esta semana el sentenciado es Francisco y ahora puede que sí se salgan con la suya a la vista de cómo van las encuestas y de la manipulación que todos están haciendo.