Con el concurso lanzado parece un buen momento para dar a conocer las cantidades totales que finalmente cada uno de los concursantes que forman parte de #Supervivientes 2018 se están llevando por cada semana completando en el concurso.

Los sueldos de Supervivientes 2018

El bajón del presupuesto [VIDEO] de cara a esta nueva edición, en comparación con las anteriores, en las que se llegaron a pagar hasta 30.000 euros semanales a Bigote Arrocet para que se dejase ver sin camiseta y pasando penurias por Honduras son historia. Eso sí, para la mayoría de los mortales, estos siguen siendo una auténtica barbaridad.

Los mejor pagados

Entrando en harina, una de las que mejores sueldos tendría firmado sería Raquel Mosquera, quien se habría llevado ya por cada una las semanas que está aguantando en el Cayo 10.000 euros.

Ahí es nada.

Una cantidad que habrían pagado a la otra veterana de esta edición junto a la que fuera mujer del púgil como es Mayte Zaldívar. La que fuera desterrada en la segunda gala tendría firmado exactamente lo mismo.

Ya en un escalón inferior encontraríamos a María Lapiedra, quien a pesar de empezar a negociar en 4.000 euros durante el pasado otoño, su revalorización mediática a golpe de revelaciones íntimas que ha forrado de oro a Sálvame y al Deluxe en este primer trimestre de año le habrían llevado a una revisión al alza que situaría su sueldo en 8.000 euros cada siete días.

Saray Montoya, estaría en un escalón inferior muy cercano al que cobrarían los Alejandro Albalá y Sofía Suescun rondando los 6.500 y 6.000 euros cada semana en Honduras.

Los peor pagados de SV 2018

Ya en el inferior, el de los 5.000 euros, estarían los peor pagados de la presente edición como son Charo Vega, Sergio Carvajal, Maestro Joao o Alberto Isla, si bien se duda que este último pueda estar en el de más arriba con Albalá y Suescun.

Sea como fuere, cantidades, todas ellas, con las que muchas familias serían capaces de vivir al menos medio año y que dejan a las claras lo bien que se paga [VIDEO] la televisión en general y los reality show en concreto.

Dejar que te graben durante veinticuatro horas, en tus mejores y peores momentos, y tenerte sin posibilidad de escapar de una convivencia en la que siempre te toca alguien que te saca de tus casillas parece que tiene precio. Para cada uno, uno distintos, pero para todos un verdadero pastizal.

Habrá que esperar al final del concurso para saber si esta inversión le ha salido rentable y cuánto a #Telecinco.