No es la primera vez ni será la última en la que los colaboradores del programa de corazón decano de la televisión española pierden los papeles y se faltan el respeto entre ellos.

Lo que sí que no es tan habitual es que la persona ofendida, como ha sucedido en esta ocasión, acabe pidiendo formalmente a la dirección del programa la expulsión del agresor verbal como ha sucedido en esta ocasión.

Hablamos del rifirrafe que firmaron en la última emisión de Sálvame la periodista Chelo García-Cortés y el que fuera tronista del programa Mujeres y Hombres y Viceversa, Rafa Mora, dos personajes que no suelen ser el centro de las polémicas pero que, emulando a sus compañeros, llevan un tiempo demostrando públicamente su enemistad manifiesta.

Golpes bajos cruzados en Sálvame

Tanto es así que, en un momento dado del programa, con Rafa Mora especialmente incisivo con sus comentarios a personas cercanas -por no decir íntimas- de la veterana comunicadora, levantaba la voz para contradecir a su homóloga que, además, como suele ser habitual, estaba sentada justo a su lado durante toda la emisión.

Cansada de su tono, esta le echaba en cara tanto grito encontrando la peor cara [VIDEO] del valenciano: "Me tienes aburrida toda la noche de tanto grito. Bien que te has arrimado al carrito de atacar a la familia", le espetaba al levantino realizando un desaire que no tardaría en encontrar respuesta.

Sabedor de que no le gusta nada a García-Cortés que digan que interviene poco, que da pocas noticias y aún menos que le echen en cara que le queda ya poco en la profesión por su elevada edad, Rafa sacó la artillería pesada para lanzar un gancho de derechas a su archienemiga que incendió el programa.

Sus palabras exactas fueron: "A Chelo parece que la hayan embalsamado porque no se mueve".

Bochornosa escena en Sálvame

Tal y como se veía venir, Chelo se levantaba de la silla y se acercaba al director del programa que no se iba a volver a sentar al lado de Rafa, llegando a intervenir Jorge Javier Vázquez para separarla de un Mora que también se levantaba para seguir calentando el ambiente a golpe de recriminaciones cruzadas.

En un momento dado, la periodista pedía formalmente a la dirección [VIDEO] que echaran a Rafa Mora si querían que ella siguiese formando parte del programa para sorpresa de todos, lo que habría llegado a repetir después, una vez finalizada la emisión, dejando claro que es o él o ella. La patata caliente ya está en manos de Telecinco.