Fue el pasado 20 de Marzo cuando el colaborador de Sálvame Kiko Hernández [VIDEO] aseguraba que el hombre que había estado acosándole y extorsionándole: "Al señor que me estuvo acosando durante una temporada le han caído 18 meses de cárcel".

Dando saltos de alegría, contaba que había sufrido acoso desde 2014 a través de cartas, mensajes y hasta en persona, ya que según él, dicho individuo se personó en su chalet, lo que le obligó a cambiarse a un piso en Madrid. Otra mentira, ya que la venta del chalet al parecer obedece a motivos económicos.

Decía que el acosador residente en Valencia, se presentaba como su ex novio y que le había pedido 10.000 euros para dejarle en paz, enviándole a su móvil unas fotos de contenido sexual y mensajes amenazantes, quebrantando además la orden de alejamiento interpuesta.

Una realidad muy distinta

Volvía a mentir Kiko Hernández. El auto del juez contra el supuesto ex novio de Kiko Hernández al que este había denunciado por delitos de acoso y amenazas dice: “Se condena al acusado como autor responsable, sin concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, de un delito continuado de quebrantamiento de medida cautelar del artículo 468.1 del Código Penal en relación al artículo 74, a la pena de 18 meses de multa, con cuota diaria de seis euros”.

Es decir que se le condena por haber quebrantado la orden de alejamiento, del acoso y amenazas no se dice nada. La sentencia es de solo una multa de 108 euros.

El supuesto ex novio lo ha denunciado

Juan Miguel Jiménez, que así se llama, ha interpuesto denuncia en un juzgado de Valencia por difamación y derecho al honor, reclamando todo lo que le pueda corresponder en desagravio.

El portal Informalia, recoge la denuncia [VIDEO] (la fotografía la podéis ver en el vídeo que acompaña este artículo) en la que el denunciante considera que se le ha difamado mintiendo respecto a la sentencia del juicio, insultándole llamándole “loco” y dando además datos de él y de su intimidad no habiendo autorizado que se hiciesen públicos.

¿Puede ir Kiko Hernández a prisión?

En 2015 fue condenado a diez meses de prisión por apropiación indebida, al haberse quedado con 14.000 euros de un cliente de su empresa inmobiliaria, lo que le llevó al Juzgado de Lo Penal nº 26 de Madrid, declarando su señoría probados los hechos, siendo la propia jefa de ventas de la inmobiliaria de Kiko Hernández quien afirmó que el dinero del cliente se encontraba en la oficina cuando el demandado decidió de la noche a la mañana cerrar la empresa.

Kiko Hernández recurrió, siendo la condena ratificada en firme por la Audiencia Provincial de Madrid en cuanto a la comisión del delito, pero rebajando la pena a seis meses de prisión.

Si Hernández fuese nuevamente condenado y si la pena fuese inferior a dos años, no iría a la cárcel ya que los antecedentes penales ya han prescrito.

En cualquier caso, no soplan buenos vientos futuros para quien no tiene empacho en despellejar a quien se le pone por delante durante cuatro horas diarias, en el plató de Sálvame.