Tras el vídeo de Cristina Cifuentes robando en un supermercado varias cremas, la integrante del Partido Popular ha anunciado su dimisión hace apenas unos minutos en una rueda de prensa tras el vídeo difundido por el medio 'OkDiario'. No ha sido ni siquiera la polémica que invadió a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid en torno a su máster en la URJC lo que ha hecho que Cifuentes dimita sino el robo de dos cremas Olay en un antiguo Eroski de Vallecas.

La periodista de Telecinco atribuye el robo de Cifuentes a un problema médico

No obstante, antes de anunciar su dimisión a través de la comparecencia, diversos medios [VIDEO] de comunicación se han pronunciado a este respecto, uno de ellos ha sido 'El Programa de AR', cuya presentadora, Ana Rosa Quintana [VIDEO], ha apuntado que el robo de cremas por parte de la política del Partido Popular se podría deber a un asunto médico.

La propia presentadora citaba a una fuente y la calificaba como "fiable" y recalcaba: "si esto es así, debería contarlo".

Miguel Ángel Revilla afirma que a Cifuentes le pasa "algo en la cabeza"

Sin embargo, no ha sido la única en atribuir este nuevo escándalo a un problema médico, pues el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla llegaba a admitir en el mismo programa que a Cifuentes "le pasa algo en la cabeza". La enfermedad que tanto Ana Rosa Quintana como Revilla han atribuido a Cifuentes, "cleptomanía", explicaría el robo de unas cremas por valor de unos 40 euros aproximadamente.

Quintana admite que Cifuentes "padecía cleptomanía pero ya está curada"

Dicha enfermedad es descrita como un fuerte trastorno en el control de los impulsos que hace a la persona robar cosas, ya sea accidental o intencionalmente.

Pese a las palabras de la periodista y el presidente cántabro, la propia Ana Rosa ha llegado a admitir en su programa que Cifuentes "padecía cleptomanía pero ya está curada", un escándalo en toda regla que no puede explicar cómo una persona con un trastorno mental puede llegar a ser presidenta de una Comunidad Autónoma.

Cifuentes admite que fue un hurto accidental

Pese a la nitidez del vídeo y las imágenes en las que se aprecia a Cristina Cifuentes hace siete años robando unas cremas y siendo registrada por un guardia de seguridad, la propia política del Partido Popular tras dimitir ha llegado a afirmar que "se trató de algo accidental y lo pagó nada más darse cuenta de lo que hizo abonando los 40 euros correspondientes". Más tarde llegaba a admitir que las imágenes del vídeo "estaban tergiversadas".