La Reina Letizia está en el foco de la polémica desde la filtración del vídeo del pasado domingo en la Misa de Pascua junto a su suegra, Doña Sofía. Los rumores existentes sobre una mala relación entre la reina consorte y la reina emérita se han convertido en una realidad a juzgar por la escena vivida entre la Reina Letizia y Doña Sofía a las puertas de la catedral de Palma con motivo de la Misa de Pascua donde se aprecia a la esposa de Felipe VI impidiendo que su suegra comparta una fotografía junto a sus hijas, la infanta Sofía y la princesa Leonor, e incluso esta última pegándole un manotazo a su abuela en pleno rifirrafe.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

La amiga periodista de Letizia la defiende en un programa de Telemadrid

Teniendo en cuenta la avalancha de críticas hacia a la reina Letizia [VIDEO]surgidas a raíz de su comportamiento humillante y carente de educación hacia su propia familia e incluso hacia los medios de comunicación, los pronunciamientos al respecto no han tardado, y el más sorprendente procede de la protagonista.

Ha sido concretamente a través de una amiga, la periodista y consultora política de Telemadrid, Imma Aguilar quien señalaba esta misma mañana que había hablado con la reina consorte tras la filtración de esa escena.

Letizia afirma sentirse "dolida, preocupada y desolada con la situación"

Aguilar, quien esta misma mañana era partícipe del programa 'El Círculo', de Telemadrid, ha constatado que "no se mide con el mismo rasero a la Reina Letizia Ortíz que a la Reina Sofía [VIDEO]" y argumentaba: "Es un tema que tiene que ver con el clasismo". Alegando que "por no ser de sangre real, sus gestos nunca se han analizado de la misma forma que del resto de la familia real", la amiga de Letizia revelaba las palabras de la consorte admitiendo que hacía un rato que había hablado con ella. Así admitía sobre la conversación "está dolida, preocupada y bastante desolada con la situación".

Las excusas de la periodista para exculpar a la consorte de la polémica

La periodista y amiga de la consorte subrayaba al respecto que "la reina no puede explicar, no puede hablar, por lo que es un blanco bastante fácil", y proseguía afirmando "luego lo personal es político, como el embarazo de Irene Montero y Pablo Iglesias". Con todo, las explicaciones sobre la actitud pública de la esposa de Felipe VI se han centrado en admitir que no se trataba de algo grave y es fruto de su compromiso con la institución y como madre, con sus hijas".