La imagen que ofreció el pasado domingo la Casa Real no es la más pacífica de todas. Se evidencia de una guerra frontal de la Reina Letizia con su familia política representada por los Reyes Juan Carlos I y #Doña Sofía. Hasta el punto que en las imágenes y vídeos que están corriendo como la pólvora por las redes sociales se pone de manifiesto un grave enfrentamiento [VIDEO] entre ambos representantes de la monarquía española. Debido a que después de la misa de Resurrección en Palma de Mallorca tuvo lugar una tremenda pelea debido a que #Letizia Ortiz se negó en rotundo a que la Reina Sofía se hiciese una foto con las sus hijas, las infantas Leonor y Sofía.

Ha sido un espectáculo muy poco edificante que muy poco tiene que ver con los modales de la alta aristocracia española. Ante la incredulidad de las autoridades civiles que estaban muy cerca de la familia real y que no daban credibilidad a lo que estaba pasando en el recinto religioso. Tal ha sido el escándalo que incluso los ecos han llegado a la Casa Real que han tenido que señalar que no "hay ningún comentario que hacer" respecto a las imágenes. En un comunicado muy poco usual en esta clase de incidencias que se han escapado del control por parte de los medios vinculado a la realeza española.

El incidente se desarrolló a la salida de misa

El grave suceso real tuvo lugar una vez terminada la misa de Pascua que se desarrolló en Palma de Mallorca para dar por terminada la Semana Santa.

Cuando en un momento muy puntual estuvieron juntas y se pudo observar como la madre de #Felipe VI quiso hacerse una foto junto a sus nietas. Ante el disgusto no disimulado por parte de Letizia Ortiz [VIDEO].

En donde también se puede ver como la actual Reina de España limpia la frente de sus dos hijas después de que estas hubieran recibido sendos besos por parte de su abuela paterna. En lo que se constituye en una situación muy violenta y pocas veces vista en los años de monarquía en España.

Problemas que no son de ahora, sino de hace varios años

Las malas relaciones entre las dos reinas no son nuevas, sino que viene enquistadas desde que prácticamente Letizia se casase con Felipe de Borbón. Hasta el punto que la primera ha llegado a impedir que Doña Sofía visite a las niñas, tal y como ha llegado a manifestar en alguna que otra ocasión. Y que está generando una tirantez entre las relaciones de los miembros de la familia real española. Se trata de un nuevo incidente que pone de manifiesto que el escenario no es desde luego idílico.