Dicho y hecho. Si por algo no va a pasar Belén Esteban de ahora en adelante, y más ahora que le han dado la razón los juzgados, es por mentirosa. Ni mucho menos.

De ahí que todo lo que ha comentado que tenía previsto hacer si conseguía vencer a Toño Sanchís en el juicio más importante para la crónica social patria de los últimos dos años esté ya programado en su agenda... e inevitablemente también en la de su chico, Miguel Marcos.

Miguel Marcos ¿Será por fin padre primerizo?

Y es que, a pesar de que en la mayoría de entrevistas que esta ha venido concediendo para celebrar su triunfo judicial más importante, poco o nada se le había preguntado sobre cómo había cambiado a nivel sentimental esta victoria más allá de la alegría propia de su pareja hasta su última intervención en los medios.

No sabemos si fue porque estaba siendo entrevistada por una de sus mejores amigas en Telecinco como es Toñi Moreno, pero lo cierto es que fue en Viva la vida donde la de San Blas más se abrió y más confesó sobre el terreno personal. Ese en el que están a punto de cambiar las cosas para siempre.

En un momento dado, y tal y como muchos de los seguidores de la colaboradora de Sálvame esperaban, Toñi le preguntaba si todavía tenía en mente aquello que de volver a ser mamá si todo salía como esperaba en el citado careo en los juzgados con Toño Sanchís. Belén, sonriente, respondía que todo seguía tal y como ya había venido comentando.

En ese mismo momento se daba por hecho, pues, que la ex mujer de Jesulín de Ubrique se estaba preparando tanto para el futuro enlace con Miguel como en dar la ansiada paternidad al conductor de ambulancias que siempre habría querido conseguir.

Un asunto, este último, que sabe no será fácil dada su edad, pero a la que no piensa renunciar una vez los médicos le han asegurado que podría perfectamente volver a ser madre, eso sí, en un proceso [VIDEO] algo más controlado desde el principio que la mayoría de mujeres más jóvenes.

Belén confiesa estar lista para ser madre de nuevo

Sobre este asunto, Belén aseguraba que había sido testigo de un caso de maternidad a los 46 [VIDEO] años que había actuado como acicate para que tanto el Miguel como ella se lanzaran a lo que ya tienen previsto y no sabemos si han empezado a trabajar.

“Una vecina mía, tuvo su primer hijo de forma natural a los 46 años y es un niño precioso”, confesaba una Esteban que, parece claro, está lista para dar un hermano o una hermana a Andreíta. Ojalá tenga suerte.