La famosa bloguera española fashionista Aida Domenech, mejor conocida como Dulceida, fue duramente criticada en las redes sociales, por una foto un poco controvertida de unos niños africanos.

La fashionista ha pasado unos días en Sudáfrica con motivo de un curso de inglés con EF junto a su novia Alba Paul. Las jóvenes han aprovechado su viita para conocer lugares fascinantes de esta tierra, como Cuidad del Cabo, La playa de Boulders rodeada de pingüinos, la montaña Cabeza de León, y también aprovechó para tomar un safari en la reserva natural nacional Masái Mara en Kenia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Todo iba bien hasta aquí...

Ataques en las redes sociales

Las ofensas en las redes sociales como en Twiiter comenzaron cuando Dulceida publicó en su historia de Instagram una foto de unos chicos africanos [VIDEO]con unos lentes del sol de Miss Hamptons, que llevan el nombre de la bloguera.

La imagen estaba acompañada con la frase "¡Una hora con ellos no ha sido suficiente! Feliz por haberlos hecho sonreír".

Esta frase indignó a muchas personas. Muchos opinaron que la chica era una oportunista, ya que usó la ocasión supuestamente para darle promoción a sus Gafas de sol y también porque algunos pensaron que esos chicos necesitaban algo más que unas gafas. En la foto se les veía extremadamente delgados y poco limpios. Desde estúpida hasta fotos con lentes en una nevera casi vacía diciendo "Gracias, Dulceida" fueron los mensajes que hicieron que la bloguera fuera tendencia mundial en Twitter. La tildaron de una persona vaga y burguesa, por nunca haber "currado" en su vida.

La bloguera de defiende

Pero, Domenech no se quedó callada y a través de Twitter dio a conocer su punto de vista. A la joven le causó mucha risa la manera en que algunos reaccionaron a su foto al llamarla burguesa. También les recomendó a sus haters una "ducha de educación" y que dejen de ser ignorantes, porque ella les dio a esos niños lo que más necesitaban y si tal vez no fue mucho, al menos aportó su granito de arena e invita a todas las personas que criticaron su foto que fueran a ayudar.

También les aconsejó que si tanto odian sus publicaciones que las dejen de ver y de seguir. Por otra parte, su madre y mánager, Anna Pascual confesó al portal español Divinity que ese regalo no fue usado para hacer promoción alguna, ya que esas gafas no pertenecen más a la colección de Dulceida y pueden buscar en su web para verificar la información y que ella se los ha regalado porque ha querido.