La reina letizia ha vuelto al foco de la polémica apenas unos días después de filtrarse el vídeo del tenso rifirrafe contra Doña Sofía en la Misa de Pascua. Teniendo en cuenta el aluvión de críticas de los ciudadanos hacia la consorte, la Casa Real se pronunciaba al respecto concediendo su impresión al medio El País, afirmando que "el gesto de Letizia fue más o menos desafortunado". Ante la dura situación que ha dejado evidencia de la pésima relación entre nuera y suegra y la falta de protocolo de la Familia Real en un acto oficial, el primer intento por reparar la imagen ya se ha producido.

La primera aparición de Letizia y Doña Sofía tras la bronca en Palma

Ocurrió concretamente durante la tarde de ayer, tras la operación del Rey emérito Juan Carlos I, cuando pudimos ver la primera aparición pública de la Reina emérita y la Reina Letizia junto a Felipe VI tras el tenso momento vivido el pasado domingo de resurrección.

La imagen insólita se producía a la entrada del centro hospitalario, cuando, tras salir del coche Felipe VI y la Reina Letizia, esta abrió la puerta trasera del vehículo a su suegra, Doña Sofía [VIDEO], un gesto con el que "pedía perdón públicamente" y en el que los tres sonreían a las cámaras que se encontraban a las puertas del hospital, ofreciendo incluso algunas palabras sobre el estado de salud del ex monarca.

Duras críticas a Letizia tras su "perdón público" a la Reina emérita

El gesto de la Reina consorte no ha pasado desapercibido para la mayor parte de los ciudadanos, quienes a través de las redes sociales han mostrado su rechazo a esta escena artificial cargada de segundas intenciones y han calificado incluso la actitud de la Reina Letizia [VIDEO] de "hipócrita".

Así escribían algunos usuarios de la red social Twitter tras la escena: "Y el Oscar a la mejor actriz de teatro es para...Letizia!!! Esta vez no se estira tanto y evidencia su 1,61m de estatura.

Otros escribían: "bestial pantomima entre Letizia y Sofía. No entiendo por qué falsear delante de las cámaras cuando se nota a leguas que su relación es nefasta". Duras palabras para la consorte, quien en su último acto público fue abucheada públicamente al grito de "floja, antipática".

Sin duda, la escena captada la pasada tarde no es sino, fruto del lavado de imagen que la institución ha querido ofrecer en una semana que podría definirse como la más convulsa y que marcará un antes y un después en la Monarquía española.