Pues no. Todo no vale. Sobre todo cuando las barbaridades se realizan en televisión, delante de niños y con la publicidad que hoy en día supone sobrepasar todas las líneas rojas de la mano de la expansión de los mensajes que se produce en las redes sociales.

De ahí que este año, tal y como anunciara al principio del concurso, tenga la intención de ser más inflexible y duro que nunca con aquellos concursantes que se crean que todo vale y que cualquier mensaje puede ser expresado en prime time en televisión.

Hablamos de la intolerable falta de respeto que realizaba la ganadora de Gran Hermano 16 y una de las favoritas [VIDEO] en estos momentos para repetir triunfo en Supervivientes 2018, Sofía Suescun en relación a Isa Pantoja, la hija de la tonadillera y pareja de Alberto Isla.

El comentario, faltándole gravemente el resto rezaba lo siguiente: "La chica da penilla. Los chicos se le acercan sólo por el interés. Tú y yo porque estamos 'buenillas', pero ella, igual con la luz apagada... Como haya algún reflejo y veas que es ella…".

Jorge Javier considera intolerables las palabras de Sofía Suescun

Unas palabras deleznables que hasta Jorge Javier Vázquez, personaje con muchísimo peso en el programa, le recriminaba expresando ante la audiencia que el programa no puede "tolerar una conversación así". Algo que habría la puerta a una posible sanción y a la que se acogían muchísimas personas que siguen el programa en las redes sociales pidiendo, abiertamente, la expulsión de Sofía.

Algo que, según algunas fuentes, podría llegar a producirse en el caso de que se produzca una nueva falta de respeto personal con carácter grave como la firmada ya por la de Pamplona.

Parte de la prensa también se está sumando a esta petición de expulsión.

Las redes sociales claman contra Sofía

Si bien las plataformas sociales tienen la capacidad para convertir un comentario tan desagradable en visto y oído en decenas de países en cuestión de segundos, lo cierto es que también tienen cosas tan buenas como la condena mayoritaria y masiva de una comunidad determinada a unas palabras.

Y eso es exactamente lo que lleva sucediendo desde que se escuchasen las palabras que la navarra trataba de rectificar con la boca pequeña y una media sonrisa [VIDEO] que dejaban claro que había de todo menos sinceridad en sus palabras.

Esta actitud, peligrosa como concursante, le puede acabar saliendo muy caro a Sofía. La dirección de SV 2018 ha tomado nota y estudia si mandarla para casa si reincide. Poca broma.