Cuando pensamos que ya todo el tema de María Lapiedra y Gustavo González [VIDEO] había acabado, ahora encuentran más tela que cortar en torno a este. Al parecer el paparazzi no dejará de estar en el ojo del huracán después de haber revelado su relación sentimental con María Lapiedra.

Después de la partida de Lapiedra a Supervivientes, al paparazzi le ha tocado pasar por momentos duros. Siendo atacado por todos sus compañeros de manera muy dura, pues los colaboradores no tienen piedad con este al momento de juzgar sus actos y los de Lapiedra.

El plató de Sálvame parece un cuadrilátero de boxeo cada vez que toca plantear un tema relacionado con la pareja.

No se golpean físicamente, pero sí con las palabras. Al parecer todas las acciones que ha hecho Lapiedra mantienen indignados a sus compañeros y estos no bajan la guardia.

El silencio de Toñi Moreno

Los colaboradores de Sálvame debaten sobre algunos de los comentarios de María Lapiedra, dándole oportunidad a Gustavo González de que aclare los mismos. El colaborador dice que María no tiene sus claves y que nunca ha tenido en su poder su teléfono.

Haciendo referencia al tema de que en una oportunidad se le grabó diciendo que el paparazzi tenía mucha pasta y que le conseguiría a Kiko Hernández [VIDEO] el número de su ex mujer. Pero Gema le recuerda a Gustavo que ella había dicho que ha visto los datos cuando este ha entrado al banco vía online, pero es imposible hacer que el paparazzi cambie de opinión.

Pues continúa diciendo que es mentira que María tenga alguna de esas informaciones en su poder. Para finalizar ese tema Carlota Corredera interviene en la conversación y dice que ya es tiempo de desvelar otro tema de importancia que tiene Rafa Mora en su poder.

Rafa Mora entra en escena

A lo que Rafa Mora responde que el tema es muy delicado y que de seguro será muy duro para Gustavo escuchar lo que él tiene que decir. Inmediatamente el colaborador cuenta que María Lapiedra ha comentado a alguien que Toñi Moreno no se ha pronunciado hasta ahora porque Gustavo González ha comprado su silencio.

Al oír esto el paparazzi comienza a reír, demostrando que le parece una locura lo que su compañero dice. Inmediatamente todos comentan que eso es imposible de creer, según Lapiedra Gustavo le ha dado a Toñi 100 mil euros para mantenerse callada ante todo este tema.

Los que tratan con Toñi desde hace años no pueden creer lo que se está diciendo y Gustavo argumenta que eso es imposible porque el dinero que se tiene le pertenece a los dos, tanto a él como a su ex pareja.