Sálvame hace un recuento de todos los temas vinculados a María Lapiedra y Gustavo González a través de su colaborador Kiko Hernández, quien ha seguido de cerca el tema, pues ha estado inmiscuido en este a causa de Lapiedra.

La colaboradora al parecer necesitaba un cómplice, alguien que le ayude para poder llevar a cabo todas sus ideas. Lo que no pensaba la colaboradora era que Kiko no se prestaría para tales acciones. Así que el colaborador decide hacer un recuento de cada acción tomada por la participante de Supervivientes.

El programa se refiere a estos temas como bombas, y han mencionado nuevamente uno a uno. Hasta llegar al más importante y que de seguro generará la mayor de las controversias en el plató, no solo para Gustavo González [VIDEO] sino también para sus compañeros.

Complicidad entre colaboradores

El colaborador Kiko Hernández abre el Sálvame hablando sobre lo que ha acontecido en torno a Lapiedra y el paparazzi. Recuerda a la audiencia y a sus compañeros las cuatro bombas que ha lanzado la colaboradora. Dice que la primera de ellas fue hablar sobre la economía de Gustavo, la segunda que ella quería vengarse de él, la tercera el coqueteo que tenía con Kiko y la cuarta liarse con alguien en la isla para vengarse del paparazzi.

Después de este recuento Kiko Hernández [VIDEO] dice que desvelará la quinta bomba. De acuerdo con el colaborador le hicieron un encargo de entrevistar y localizar a una mujer, la ex esposa de Gustavo González. Pero para contactarla necesitaba su número telefónico. Aun sabiendo que Toñi mantenía conversaciones con personas del plató no se atrevió en ningún momento a pedirles su número.

¿Hablará la ex esposa de Gustavo?

Kiko explica que una tarde se encontró con María Lapiedra y le comenta que le encargaron entrevistar a Toñi, así que él le pregunta si ella cree que esta hablará. A lo que María contesta que a ella le convendría que hablara, la colaboradora le aclara que también a Gustavo le vendría bien que Toñi hablara.

Así que Lapiedra le propone conseguirle el teléfono, ya que vería al paparazzi y a través del teléfono celular de este le enviaría el número de la ex de Gustavo. De acuerdo con el colaborador nunca recibió el mensaje con la información. Por lo que todo quedó hasta allí.

Kiko Hernández también aclara que Lapiedra decide ayudarlo por lo que él le ha comentado, culmina su alocución diciendo que al contarle a Gustavo González cómo han sucedido las cosas se ha molestado más con él que con María. Al decir esto los colaboradores del programa quedaron asombrados de la actitud de paparazzi.