Meghan Markle tuvo que ser bautizada y confirmada antes de su boda con el Príncipe Harry el 19 de mayo de 2018, en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. Cuando la pareja anunció su compromiso en noviembre pasado, salió una declaración del Palacio de Kensington que decía que Meghan sería bautizada y confirmada en la Iglesia de Inglaterra antes de casarse con el Príncipe Harry. La gente se pregunta por qué la ex actriz tuvo que ser bautizada y confirmada.

Bautizo y confirmación de Megan

Nadie tiene que ser bautizado y confirmado antes de casarse en los Estados Unidos. Sin embargo, uno debe recordar que las reglas reales son diferentes de las reglas [VIDEO]de los plebeyos.

Además, Meghan fue a una escuela católica y creció como protestante.

Debe entenderse que Meghan podría haberse casado con el Príncipe Harry sin ser bautizado y confirmado, pero ella optó por hacerlo por respeto a la Reina Isabel , quien es la cabeza de la Iglesia de Inglaterra . Para honrar a la abuela del Príncipe Harry y unirse a la familia, Meghan quería ser como el resto de la familia real. Después de todo, asistirá a la iglesia con ellos regularmente.

La ceremonia llevada a cabo

El servicio de 45 minutos fue dirigido por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el líder espiritual de la Iglesia de Inglaterra. El Daily Mail informó que Markle se sintió muy cómoda y confiada con los procedimientos porque había establecido una relación con Welby antes de que la ceremonia tuviera lugar en el Palacio de St. James el martes pasado.

No hubo muchas noticias públicas sobre el bautismo y la confirmación. El Palacio de Kensington había anunciado de antemano que se llevarían a cabo estos dos actos, pero después del suceso no salió ninguna declaración del palacio. Eso fue probablemente debido a lo sagrado [VIDEO]de los actos. Durante las últimas semanas, Meghan había aprendido los ritos y los sacramentos de la Iglesia de Inglaterra. Meghan no fue sumergida en agua para el bautismo. En cambio, Welby, que también presidirá la ceremonia de la boda en el Castillo de Windsor en mayo, derramó en su cabeza el agua bendita del río Jordán de la fuente de la familia real.

El príncipe Carlos y su esposa la duquesa de Cornwall, Carmilla Parker Bowles, estuvieron presentes para representar a la corona . La Reina Elizabeth y el Príncipe William no asistieron. Los familiares de Meghan de los Estados Unidos no asistieron al servicio. Tal vez fue porque estarán allí para la boda y las festividades relacionadas.

Ahora que ha sido bautizada y confirmada oficialmente, Meghan Markle es miembro de pleno derecho de la Iglesia de Inglaterra y tendrá todos los derechos y privilegios que tienen otros miembros. Eso incluye poder celebrar la Sagrada Comunión con su familia real.