Es posible que kris Jenner cuente con una de las agendas más ocupadas de la historia. Es madre de 6 hijos, abuela de 8 nietos y representante de toda la familia. Es una empresaria que se ha hecho a sí misma y ha sabido como proporcionar la fama y el éxito a cada uno de sus hijos. Además, tuvo la brillante iniciativa de empezar a rodar el programa Keeping Up with the Kardashians hace ya una década y el cual, después de 14 temporadas, se ha convertido en un reality de éxito en todo el mundo.

A través de él hemos podido ir conociendo las vidas de todos y cada uno de los miembros de esta peculiar familia y saber el estilo de vida y los problemas a los que se enfrentan diariamente.

Una de los trabajos más arduos a los que se tiene que enfrentar esta súper mujer es el hecho de mantener unida a su familia e intentar que todos lleven las mejores vidas posibles.

Su casa es el mayor centro de reuniones de todo el clan

Su casa se ha convertido en una especie de sede central por la que van desfilando tanto miembros de la familia como otro tipo de allegados. Entre tantas hijas y tanto movimiento, resulta difícil creer que Kris tenga el mismo tiempo para todas y que mantenga el mismo tipo de relación con cada una de ellas. Esto, según ha confesado ella misma en una entrevista radiofónica, es muy difícil de realizar así que ella tiene una hija preferida.

Durante mucho tiempo se ha estado especulando que tenía cierta predilección por Kim y que, de un tiempo a esta parte, Kylie también se había posicionado en un buen puesto.

Curiosamente, las dos que más dinero son capaces de generar a través de su fama y sus diversos negocios y del que Kris saca un 10% de beneficios. Sin embargo, la matriarca ha sorprendido al confesar que ninguna de estas dos era su preferida.

La encargada de sostener este título es Khloé. Según sus propias palabras, últimamente se siente muy unida a ella, sobre todo desde que se hiciese público su embarazo. Le encanta que su hija cuente con ella para hacer compras para el bebé [VIDEO].

Kris ha querido dejar claro que el papel de favorita va cambiando con el tiempo

Justo después de haber tirado por tierra a sus otros hijos, Kris ha querido matizar que todo era una cuestión de etapas. Se trata de una gran familia donde todos pasan por diferentes rachas. Dependiendo de la temporada, se siente más unida a unos que a otros y se establecen ciertas "preferencias". No sabemos si estas declaraciones habrán gustado o no y qué opinarán de esto el resto de sus hijas [VIDEO]. A lo mejor empieza ahora una guerra por saber quien se gana más el cariño de mamá.