Después de ver lo ocurrido en los casos de Grecia [VIDEO], Italia [VIDEO] y Bielorrusia [VIDEO], se puede constatar que Eurovisión no sería propiamente Eurovisión sin algún que otro "eurodrama" como mínimo. En esta ocasión, el protagonista ha sido nuestro país vecino, Portugal.

Efectivamente, en la noche del martes, Diego Piçarro, ganador de la segunda semifinal del “Festival de la canção” y claro favorito para hacerse con la victoria, decidió retirarse de la competición después de intensos rumores que señalaban a su “Canção do fim” (Canción del final) como un plagio del tema “Abre os meus olhos” (Ábreme los ojos) interpretado por el pastor protestante, Walter McCallister.

Comunicado a través de Facebook

Con el fin de no alimentar más este “drama”, el cantante portugués ha comunicado por escritos sus razones por las que ha decidido abandonar el concurso es su página de Facebook. Concretamente, se manifiesta en los siguientes términos.

”A toda esta familia, os informo que he decidido poner fin a mi participación en el Festival da canção. No tengo palabras para dar las gracias por el apoyo y el cariño recibido por parte de mis compañeros de profesión, de mi familia, mis amigos y, sobre todo, de mis fans. Mi postura en relación con mi música sigue siendo la misma. Tengo la cabeza y la conciencia tranquila. Pero no tengo la intención de alimentar más esta nube (de rumores). Todo lo que ha ido surgiendo en torno a mi participación ya no es música".

"Quiero manifestar lo orgulloso que estaría para representar a mi país en una competición como la de Eurovisión, pero ya no tiene ningún sentido ni siquiera aprovechar esta oportunidad".

"Mi carrera y mi vida no dependen de esto, sino depende de ustedes y por lo que sé siempre estaré en buena compañía. A todo los participantes: espero que el próximo ganador de Eurovisión sea el que salga del próximo Festival da canção, y entonces estaré allí, como todos los portugueses, de pie y aplaudiendo. Gracias por todo”.

Los rumores empezaron después de la actuación

Los rumores de plagio empezaron a difundirse, sobre todo en Twitter, poco después de la segunda semifinal celebrada el pasado domingo; concretamente, cuando algunos usuarios de la red de microblogging, empezaron a comparar la canción de Diogo con un himno religioso editado en el 1986. El cantante y el compositor de la pieza copiada es el fundador de la Iglesia Cristiana de la Nueva Vida, el pastor canadiense Walter McCallister.

RTP ya tiene a su sustituto

Por otro lado, la Televisión pública portuguesa, RTP, ha declarado en una nota del prensa, que entiende la decisión tomada por el cantante y que la han tenido que aceptar con mucha pena. Además, el ente televisivo ha expresado que no duda de la buena fe del ex-candidato, añadiendo que en su lugar, ha sido "repescada" para la final de la competición, el tema interpretado por Susana Travassos, “Mensageira”.