El país se encuentra conmocionado tras la muerte del pequeño Gabriel Cruz a manos de la actual pareja de su padre Ana Julia. Esta mujer fue sorprendida mientras transportaba el cuerpo del niño en el maletero de su coche.

Tanto medios como redes sociales se han movilizado para ofrecer todos los detalles y la última hora del caso del pequeño, desaparecido desde el día 27 de febrero, y tanto ayer como el domingo fueron días claves para descubrir lo que había ocurrido, tras dar con el cuerpo del pequeño. La autopsia ha revelado que murió estrangulado el mismo día de su desaparición.

Todos los programas de televisión y medios de comunicación han estado dándonos información al minuto de todo lo que iba sucediendo, de las novedades de este caso, incluso los programas del corazón, incluido #Sálvame que tuvo la idea de abrir un espacio diferente en su programa para recordar al pequeño Gabriel y salirse de lo que son sus temas habituales.

El programa lo hizo lo mejor que pudo, pero se notaba a la legua que no están preparados y que Sálvame es un programa que lo único que se le da bien tratar son temas del corazón, por tanto el trato que le dieron al suceso estuvo bien, pero no fue el más correcto, tal vez por falta de experiencia.

Antes de todo este fatídico desenlace, Sálvame envió un reportero a la localidad de Níjar para poder cubrir el suceso que tenía en vilo a todo el país. A simple vista,ya que Telecinco jamás se había ocupado de estos temas en concreto, Sálvame dio la impresión de que se estaba frivolizando con un tema serio, aunque en realidad no era lo que parecía.

Se hacía muy raro ver abordar a los colaboradores un tema serio, para luego pasar a hablar por ejemplo de la vida sexual de María Lapiedra, pero lo cierto es que ese día no se habló de otra cosa en los medios de comunicación y en todo el país y como Sálvame es un programa de cuatro horas ocupó toda la tarde en un especial hacia el pequeño Gabriel en donde se abrió una mesa con #Paz Padilla y más colaboradores para poder debatir acerca de lo ocurrido.

También hubo profesionales como Javier Negre y Montserrat Suárez.

Sálvame y su su metedura de pata con el tema de Gabriel

Sálvame no puedo tratar la tragedia de otro modo que utilizando el morbo, ya que era tanta la polémica popular suscitada que era difícil hablar del tema de forma objetiva y parecía que el barómetro del programa lo único que pretendía era recaudar la máxima audiencia posible. Pero el mayor error de todos fue cometido por Paz Padilla la cual se atrancaba, no era capaz de hacer ni terminar bien las frases ni dar la información [VIDEO] correctamente, incluso se atrancaba con el nombre del niño, esto fue algo que pilló desprevenido a todo el mundo y parece que tuvieron que improvisar.