2

¿Cómo o por qué una buena serie puede ser decepcionante? ¿Por qué a veces no basta con buenas interpretaciones, una bella puesta en escena y una dirección dinámica? Pues por qué a las series, aparte de con la competencia, se las compara inevitablemente con ellas mismas.

Great expectations (grandes esperanzas)

Se acaba de estrenar en #Antena 3, adelantándose así al estreno de Netflix programado para el 30 de marzo, la segunda temporada de American Crime History; en esta ocasión supuestamente centrada, según el subtítulo, en el asesinato de Gianni Versace.

Después de que la primera temporada, American Crime Story: The People Vs O.J.Simpson, fuera, rozando la excelencia, uno de los mejores productos televisivos del año pasado solo se puede hablar de decepción.

Lejos del planteamiento original

En ocasiones, el peor defecto que puede tener una secuela es no estar a la altura de su predecesora y, The Assassination of Gianni Versace, no solo peca precisamente de eso si no que asimismo, y solo viendo el planteamiento que han ofrecido, de una manera que era inevitablemente premeditada. No es que no tenga una factura exquisita (que la tiene), unos actores bien caracterizados (que los tiene) o una historia interesante (la tiene también).

Si la primera llevaba un ritmo endemoniadamente cronológico, y que pesaba como un segundero a partir del momento justo del asesinato, la segunda falsea un comienzo que será seguido de continuos flashbacks que nos irán desgranando la historia de como se llego a ese punto.

Si aquella mantenía desde el principio la inverosímil presunción de inocencia de O.J.

Simpson, haciendo al espectador involucrarse totalmente en el papel de jurado que debe dirimir el peso de las pruebas, en esta el culpable del crimen está claramente desvelado desde el primer momento y se centra, única y absolutamente, en entender a la víctima y asistir a la caza del asesino.

Bien es cierto que es debido a la idiosincracia propia del caso, pero también es por ello una mala elección; ¿Otro producto más sobre el día a día y la batida en busca de otro psicópata o asesino en serie?

¿Seguro que está serie es sobre Versace?

De hecho, mientras que The People Vs O.J. Simpson está basada en un libro denominado de manera casi homónima The Run of His Life: The People Vs O.J. Simpson (La Carrera de su Vida: el Pueblo Contra O.J. Simpson), de Jeffrey Toobin. The Assassination of Gianni Versace lo está en uno titulado Vulgar Favors: Andrew Cunanan, Gianni Versace, and the Largest Failed Manhunt in U.S. History (Favores Vulgares: Andrew Cunnanan, Gianni Versace y La Más Fallida Persecución en la Historia de los EE.UU.),de Maureen Orth.

Al igual que era obvió que el original iba a centrarse en la investigación del caso, el juicio y la lucha de O.J. para demostrar su inocencia, la secuela lo haría sobre un asesino en serie, la poca relación que tuvo con Versace y el negligente a la par que demencial acorralamiento por parte de las autoridades. Este hecho es más que notable en el tercer episodio donde Versace ni aparece ni se le espera. Al igual que en el libro, Versace está metido con calzador y sienta como un traje mal combinado.

Morbo

Pero la vida personal del diseñador era un bocado demasiado apetitoso para dejarlo pasar y así, la producción se regodea en el sensacionalismo mas escabroso; como la insinuación, ni siquiera a las claras, de que Versace era enfermo de SIDA o las supuestas orgías homosexuales que tenían lugar en su despacho mientras él diseñaba.

La intención de los responsables es clara al comprobar como quitaron del título provisional pensado para la serie, American Crime Story: Versace/Cunanan, el nombre del asesino, verdadero y casi absoluto protagonista.

Ricky Martin y Penelope Cruz

De los actores, a parte de la buena caracterización, solo se puede destacar sus nombres. Al fin y al cabo, Ricky Martín [VIDEO] en el papel de Antonio D'Amico, la pareja sentimental de Versace, es una gran e insólita elección y Penelope Cruz [VIDEO], como la pérfida hermanísima Donatella Versacce, también sorprende aunque esté a una habitual en ella discreta altura. El psicópata Andrew Cunanan es interpretado por un amanerado y divertido Darren Criss y Gianni Versace, de una manera mimética y profunda, por el venezolano Édgar Ramirez.

Aún faltan 6 capítulos

De todas formas, todavía es pronto para suspenderla de modo definitivo hasta la emisión completa, o por lo menos algo mas avanzada, ya que cuenta con una fabulosa ambientación y un forzado dinamismo, pero que al fin y al cabo es dinamismo, que la hacen entretenida y, reconozcámoslo, morbosa.

Nota del espectador

Podría pensarse , si no fuera por sus antecedentes de maltrato a otras producciones, que Antena 3 nos martirizó emitiendo 3 episodios seguidos y no solo 2, para adelantarse a Netflix, la cual tiene previsto el estreno de la serie completa para el 30 de marzo. Aún así, para entonces a la cadena española solo le faltarán por volcar 3 episodios y lo hará solo 2 días después.

Exito de audiencia

Con todo, la propuesta de Antena 3 fue todo un éxito de audiencia siendo la emisión de entretenimiento mas elegida el domingo con cerca de 2,4 millones de espectadores y un 15,6% de share solo por detrás de los Informativos Telecinco de las 21:00 y que obtuvo 70.000 espectadores más.

Sin duda, y viendo que las siguientes 5 emisiones de la lista de los más vistos son noticiarios, realities y programas de actualidad, está claro que la realidad y el morbo que esta provoca son los mejores ganchos que una televisión puede ofrecer. La realidad, una vez más y de una u otra manera, supera a la ficción. #Ricky Martin #Penélope Cruz