Apenas unos días más tarde de resolverse el caso del pequeño Gabriel con el desenlace más trágico que podía tener, las diferentes televisiones han manipulado la situación hasta el punto de que, la propia madre del pequeño llamaba a 'El Programa de AR' para pedir que el periodista Manel Vilaseró, colaborador del programa, dejara de hablar sobre la familia, aclarando que no tienen ningún tipo de amistad entre ellos. Sin embargo, ha sido en la cadena pública, concretamente en el espacio [VIDEO]de 'Informe Semanal' donde el tratamiento [VIDEO]del caso de Gabriel ha estado cargado de manipulación.

El programa de 'Informe Semanal' utiliza el caso de Gabriel para promover la prisión permanente

Jenaro Castro, presentador del mítico programa de Televisión española utilizaba el crimen del pequeño para hacer campaña a favor del Partido Popular respecto a la denominada "prisión permanente revisable".

Tras emitir una entrevista sobre los padres del pequeño, la Guardia Civil y e incluso el ministro de interior, Juan Ignacio Zoido, acompañada de una música triste, el programa introducía inesperadamente la cuestión de la prisión permanente revisable, un tema de total índole política.

El espacio de TVE manipula al espectador para ponerlo en contra de la derogación

Apenas unos minutos después de dejar al espectador "tocado" con el triste final del caso de Gabriel, Informe Semanal nombraba a través de Esteban Gómez los casos más mediáticos [VIDEO] como Mari Luz Cortés o Marta del Castillo y más tarde explicaba que la prisión permanente había sido llevada al Congreso por el PNV, Podemos y PSOE, y finalizaban argumentando que "los padres de los niños con una muerte violenta acudieron al pleno avalados por millones de firmas contrarias a la derogación de la prisión permanente [VIDEO]".

Ni rastro de argumentos en contra de la prisión permanente

Después de este argumento, el programa únicamente contó con testimonios favorables a la prisión permanente revisable como el padre de Mari Luz Cortés y las palabras del ministro Zoido, sin hacer referencia en ningún momento a las más de 100 firmas que la pasada semana llevaron a cabo catedráticos de derecho penal en contra de la prisión permanente, argumentando que ésta “no disuade de la comisión de los delitos más graves que las penas preexistentes de hasta 30 años de prisión por un delito y hasta 40 años por la comisión de varios” y “compromete además algunos de los valores fundamentales que nos configuran como demócratas".