La enemistad entre cambiame era inminente y de esperarse, las únicas que no caían en cuenta eran ellas, pues su entorno se daba cuenta de todo. Será su profesionalismo que no permitía que llegasen más allá. Pero solo era cuestión de tiempo.

Debido a estas circunstancias #Pelayo Díaz decide comentar sus sentimientos hacia esta situación. Aunque no es muy cómoda pero sí conocida por la audiencia. Por supuesto hay que escuchar ambas caras de la moneda, porque una sola versión no es suficiente para sacar conclusiones.

Los que participan en el mundo de la moda y el espectáculo saben muy bien que todos tienen derecho a réplica.

En este caso no es Fiona Ferrer quién desea tener el derecho a réplica, simplemente l amistad que la une a Pelayo hace que este hable por ella. Sin remordimiento alguno y sin pensar en las consecuencias que sus actos puedan acarrear.

Pelayo y sus argumentos

El estilista decide comentar que le tiene mucho cariño a la gente con la que trabaja y piensa que Fiona es una mujer muy leal y trabajadora, y que le parece feo que ataques por la espalda a una persona que te ha ayudado tanto. Recalca que si por lo menos Fiona hubiese dicho algo de ella estaría bien lo que hace Carrillo, pero él cree que ese no fue el caso.

Pelayo establece en sus declaraciones que #Alba Carrillo ya no pertenece al mundo de la moda y que una chica que ya no pertenezca al medio se vaya al asilo le parece ridículo. Expone que esta no forma parte del círculo y ni siquiera pertenece al mundo de la moda.

Le manda un mensaje claro a Carrillo diciendo que él que no pertenece al mundo de la moda ya ha desfilado dos veces para Dolce Gabana y con eso lo dice todo.

Deudas de Fiona con Alba

Existen muchos rumores de que Fiona tiene deudas económicas con Carrillo. Se le pregunto su opinión sobre el hecho a Pelayo, a lo que este respondió que “me parece que son cosas fáciles de decir de alguien para dejarla mal”. Así que culmina diciendo que entiende a Lucia Pariente, quién es madre de Alba Carillo. Es de suponer como siempre que toda madre defiende a sus hijos. Eso es lo que te dicta la vida, desde los animales hacen cumplir este hecho.

En este caso Lucia apoya a su hija como lo haría cualquier madre, por lo que decide contestarle para que pueda refutar esto en otros programas y pueda ir a hablar de alguien y nada más. Así culmina Pelayo dando a entender que todo es una intriga de Carrillo y su madre para hundir a Fiona. Solo queda como en todo programa la duda de que esto pueda ser verdad. #Cámbiame