Alarma en la familia Campos y en el entorno de Sálvame y #Telecinco el que se ha vivido a lo largo de este fin de semana en el que nos enterábamos de que la veterana presentadora María Teresa Campos [VIDEO] era de nuevo ingresada de urgencia poniendo el corazón en un puño a todos los seguidores de la malagueña y de Mediaset España.

Un ingreso urgente en un conocido hospital de la capital donde esta habría llegado a toda velocidad tras sufrir un "fuerte dolor abdominal" del que no sabían si podía ser grave, guardar relación con sus presentes sustos o si no era nada pero debía ser tratado por un médico, dada la elevada edad de la paciente (76 años).

A falta de que se le puedan llegar a realizar más pruebas, era su hija Terelu Campos quien teléfono en mano entraba en Telecinco para relajar la tensión que se creaba en relación al estado de salud de su madre indicando que no era "nada grave" y por lo tanto que, en principio, no había nada de lo que "preocuparse".

Si bien no quiso matizar el diagnóstico que le habrían ofrecido los médicos, sí que quiso dejar claro que este no había detectado "nada raro" y preferían esperar antes de dar detalles sobre el mismo.

Lo que más contrariado dejó a la audiencia y a esta hora todavía tiene alguno de sus fans con mal cuerpo es la fotografía que la hija realizó de su madre y su estado de ánimo indicando que, "según han ido pasando las horas" dentro del hospital, su estado de ánimo ha ido "empeorando".

Asimismo, agregaba que, lo que sí sabían de primera mano es que hasta el lunes por la tarde o el martes se quedaría ingresada para controlar el dolor en el abdomen y ante la posibilidad de que estos fuesen a más o se pudiera complicar el motivo por el que se había acercado al hospital.

Susto tras el ingreso de María Teresa Campos

Por último, y tras reconocer que su madre le había comentado que se trataba de "dolores inaguantables", Terelu recordó que la matriarca del clan de #Las Campos ya había sido operada en un pasado relativamente reciente de vesícula, por lo que se cree que estos problemas pudieran estar vinculados a los nuevos que ahora le tienen postrada en una cama del hospital. Tras su ictus su estado es delicado y lo saben.

Si todo va bien, en las próximas horas estará descansando en su casa y tranquilizando a los muchísimos fans que en las redes sociales ya han querido mandar sus mensajes de ánimo al que es un auténtico icono de la televisión en España. Desde aquí nos sumamos a estos deseos esperando que pronto todo se recuerde como un susto.