Lo que le faltaba a María Teresa Campos. Después del encontronazo con sus jefes negando públicamente que tuviera ningún proyecto televisivo firmado como estos habían comentado en el inicio de la temporada de Mediaset España y de su colocación deprisa y corriendo en el debate de los domingos de Gran Hermano, donde a esta no le hacía ninguna gracia recalar, llegó el momento de volver a la tele y no pudo ser peor.

Después de pasarse gran parte del primer debate ausente, perdida y sin aportar absolutamente ningún comentario que deslizara un mínimo interés en lo que les había congregado a debatir, llegada la medianoche, la veterana periodista decidía abandonar [VIDEO]el plató central de Telecinco para poner rumbo a su casa para sorpresa de propios y extraños.

La razón de ese marcha con nocturnidad y alevosía que esgrimía la malagueña para poder abandonar el programa en el que había sido conminada a trabajar era "el sueño" que había empezado a hacerle mella impidiéndole rendir durante más tiempo. Y es que, quizás a alguien se le olvidó a la hora de colocarla a disgusto en el debate de GH, ya no solo que hace nada estaba convaleciente de un disgusto que casi acaba con ella, sino que más allá de que su recuperación sea un hecho, María Teresa suma ya 76 primaveras a sus espaldas.

A partir del momento en el que esta se marchaba, las redes sociales abandonaban las discusiones sobre los primeros pasos dados en la casa por los concursantes de GH 18 y centraban sus iras en Telecinco por colocar a la matriarca de las Campos en un lugar en el que se notaba esta no quería estar, poniendo el foco sobre sus hijas.

Vídeos destacados del día

Y es que eran estas quienes eran culpabilizadas del fiasco televisivo que supuso el retorno más inocuo y poco prolífico de la historia reciente de la televisión en España. A este respecto, tweets [VIDEO] como el que rezaba que si esta hubiera sido su madre "la habría sacado del plató", hacían de mecha para que muchos empezasen a criticar a Terelu y Carmen Borrego de lo sucedido.

Las redes sociales claman contra Terelu y Carmen Borrego

A este respecto, y con unas hijas más centradas en el debate que en lo que sucedía con su madre mientras esta tenía que volver a casa, muchos se preguntaban en las redes sociales si María Teresa Campos volvería el siguiente domingo o si su malograda aventura como comentarista de Gran Hermano Revolution había llegado a su fin.

¿Actuaron bien las hijas de María Teresa durante el debate?, ¿debían haberla sacado antes? Muchos creen que sí.