Si hay una habilidad que ha quedado claramente demostrada posee Belén Esteban esa es la de ser protagonista incluso cuando el protagonismo debería recaer en otra persona. Para algunos algo que es consecuencia de su afán de protagonismo y para otros de ser un personaje tan grande y que tanta gente sigue que acaba siendo inevitable.

Sea como fuere, lo cierto es que en su última aparición en los medios de comunicación, en el último programa de "Sálvame", la de San Blas volvía a acaparar toda la atención mediática después de que gran parte del inicio se dedicase a abordar el tema de la salud de María Teresa Campos, compañera de Telecinco y madre de una de las colaboradoras de mayor renombre.

Después de tratar el asunto de su nueva operación [VIDEO] de urgencia y de cómo podían ser los próximos pasos en su recuperación, con un ambiente muy sensible en el plató, la rubia más famosa de España, sin que nadie lo esperara, pedía la palabra y no precisamente para continuar con el hilo que hasta entonces se había venido tratando. Ni mucho menos.

De golpe, pedía a sus compañeros que no le preguntaran por qué estaba diciendo lo que estaba diciendo en antena y aseguraba que aquellos a los que iba dirigido ya sabían quiénes eran y por qué lo eran. Era ahí cuando comenzaba un discurso tan misterioso como emotivo que dejaba petrificados a los presentes en el plató y a toda la audiencia.

Este rezaba lo siguiente: "Gracias a mi familia. A mi familia y a mi pareja. Gracias por estar siempre a mi lado.

Os quiero con locura". Era en ese momento cuando se empezaba a sospechar que algo podría estar pasando o habría pasado con ellos. Esteban hilando una enfermedad seria de salud de una comunicadora y su relación familiar con su caso concreto. [VIDEO]

Las especulaciones hacían saltar las alarmas sobre si se veía reflejada en los problemas de salud serios de María Teresa y quería aprovechar que ella sí puede decir lo que siente ante toda España antes de que pueda dejar de hacerlo. Así al menos se barruntaba en las redes sociales.

Los fans de Belén Esteban, en shock

No obstante, poco después, la madre de Andreíta quería explicar únicamente que no se lo suele decir a menudo a sus seres queridos y que, gracias a ellos, por fin sabe quién es cuando se mira al espejo cada mañana. Las lágrimas estaban a punto de brotarle.

Como era de esperar y aun perplejos, todos se emocionaban y aplaudían un discurso que ha dejado con la mosca de la oreja a muchos de sus fans. Belén quiso cambiar entonces de tema.