Razones para abandonar un empleo hay muchas. Que las condiciones laborales prometidas no se ajusten a las que se prometieron en un inicio, que o bien el trabajo no era lo que pensaba podría ser el trabajador o bien el empleador piense lo propio del contratado, que el ambiente laboral se enrarezca y otros muchos.

Es precisamente este último el que parece estar detrás de la inminente salida del programa de uno de los pesos pesados de Sálvame [VIDEO]como es Kiko Hernández [VIDEO], de quien nuestros compañeros de Bekia aseguran, tras confirmarlo de buenas fuentes, que estaría sopesando en estos momentos abandonar su puesto como colaborador con "O" mejor pagado y dedicarse a sus otros muchos asuntos alejados de la pequeña pantalla.

Al parecer, el que fuera concursante de Gran Hermano, estaría harto de las actitudes de muchos de sus colegas de trabajo en el programa de corazón decano de la televisión española tras haber conocido de la boca de sus compañeros de mesa y tertulia diaria que no se encuentran a gusto con él.

Concretamente lo que le habrían dicho, con el polígrafo confirmando cada palabra, es que le tienen miedo. No un miedo físico, sino a lo que este puede contar que sabe de todos ellos y al poder que este tiene en la cadena. De ahí que ninguno pueda llegar a ser como realmente es con él, y que este se encuentre cada vez más aislado.

Ante este panorama, y tras confirmar que todos menos Belén Esteban le tienen verdadero pavor, este deslizaba que si se le veía como un estorbo o como un elemento negativo para el correcto funcionamiento del programa, no tendría ningún problema en hacerse a un lado y continuar con los muchos proyectos que trae entre manos dirigiendo la comunicación de distintos proyectos, oficiando bodas u ofreciéndose como imagen de distintos actos o marcas.

Kiko Hernández abre públicamente la puerta a irse de Sálvame

Y es que, después de asegurar que el problema "lo tienen ellos", soltó la bomba que dejaba sin habla a los asistentes, los televidentes que estaban en sus casas y, sobre todo, a los encargados de producir y dirigir el espacio más rosa de la televisión patria: "Si todos me temen a lo mejor es una opción que tenga que abandonar el programa".

Así es como se habría abierto el periodo de reflexión que este habría empezado a llevar a cabo ya sopesando lo que considera mejor para él, para la gente a la que aprecia, para el programa y para #Telecinco. Y es que no hará nada que perjudique a alguno de estos.