Hay que ver cuánto puede cambiar la vida en tan poco tiempo. En un espacio muy breve de tiempo es posible pasar de lo más alto a lo más bajo, y viceversa.

Ese viceversa es el que parece estar viviendo en sus propias carnes la periodista gallega María Patiño, quien en cuestión de unos pocos meses ha pasado de estar hundida y en uno de sus peores momentos a disfrutar de su mejor momento tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Y es que, aunque no lo haya olvidado, parece que hubiera habido un punto de inflexión cuando hace alrededor de un año perdía a algunos de sus seres queridos quedando muy tocada y teniendo que recibir el cariño de todos los suyos para remontar y empezar de cero echando de menos pero sabiendo que hay que seguir para adelante y luchar sin descanso por lo que uno cree.

Eso fue precisamente lo que se marcó a fuego en sus carnes tratando de recuperar la sonrisa de la mano de su novio [VIDEO], de su hijo y de muchos de sus amigos, entre los que se encuentran varios de los rostros más conocidos de Sálvame y Telecinco.

Con este respaldo y mucho trabajo, a nivel personal y profesional, esta fue poco a poco ganando peso específico en Telecinco hasta el punto de convertirse en la tertuliana sustituta como conductora de Jorge Javier Vázquez. Así fue hasta el punto de llegar a presentar el Deluxe en uno de los últimos Belenazos que se han vivido en la cadena de Fuencarral.

Su profesionalidad era latente, los buenos resultados de audiencia con ella conduciendo también, y no pasó desapercibida para los despachos de la zona noble de Mediaset España. Así le llegaba la tarea de presentar su propio programa, en principio para verano, bajo el nombre de Socialité. Su triunfo aplastante le llevaba a prolongarlo el resto de la temporada.

María Patiño, en su mejor momento

En paralelo, sus ingresos no paraban de subir, y también la cotización de sus sentimientos llegándose a anunciar que sería este año el de la pedida y el próximo el de la boda con Ricardo, con quien lleva ya más de una década y con quien no se había planteado casarse por distintos motivos hasta que ahora, con el viento de cara, todo ha cambiado de golpe.

Con su pareja triunfando en el cine, ella en la televisión y con su hijo [VIDEO]cada vez más crecido parece que se dan todas las circunstancias para que por fin sus fans reciban la noticia de que se casa. María Patiño no deja de triunfar allá donde va. Lo hace hasta en los sitios en los que nunca imaginó lo conseguiría.