El periodista del diario As, Tomás Roncero, se deprime o congratula en función del resultado que le depara el equipo de sus amores, el Real Madrid. Pero esta semana ha llegado aún más lejos tras la consecución del tercer gol por parte de Marcelo. Durante el atractivo encuentro de la Champions League entre el Real Madrid y el Paris Saint Germain y que ganaron los jugadores de Zidane por tres goles a uno.

Su reacción fue fulminante ya que no tuvo más remedio, ante su exultante alegría, que lanzar su teléfono móvil al aire, como consecuencia del tercer gol madridista. Con tal fuerza que se lo cargó sin posibilidad de arreglarlo.

Dejándolo totalmente inservible y sin poderlo utilizar. Desde luego que no es la primera vez que Tomás Roncero es partícipe de estos espectáculos tan histriónicos, sino que son frecuentes con las alegrías y decepciones que tiene con su Real Madrid del alma. Pero hasta ahora no los había roto con tal violencia.

¿Realidad o montaje?

Cada vez que Tomás Roncero se recrea en unas de estas situaciones es objeto de las grabaciones de sus actuaciones en el diario deportivo en donde trabaja. Hasta el punto que son cada vez más los aficionados que piensan que estas acciones no sean realmente espontáneas. Sino que por el contrario, formen parten de una estrategia del diario del Grupo Prisa para recibir más visitas.

Son acciones completamente planificadas y que cuentan con la aportación teatral de uno de los periodistas más polémicos de la prensa deportiva.

No en vano, ejerce como protagonista cuando su finalidad es proporcionar información a los lectores. Algo de lo que casi nunca hace gala en el medio de comunicación en donde trabaja.

Críticas de José María García a Roncero

Estas actuaciones del informador del As ha sido objeto de duras críticas por partes de los periodistas más relevantes de la información. Como es el caso de José María García [VIDEO] que ha llegado a comentar que Tomás Roncero no es más que un “chikilicuatre y abrazafarolas". Al poner de manifiesto que lo que hace no es en ningún modo periodismo, ni nada que se le parezca, sino tan solo payasadas.

En una reciente entrevista que le realizó Julia Otero en Onda Cero reveló que esta persona le abordó un día para llamarle “maestro” pero su contestación fue contundente: “yo no soy su maestro y no nos dedicamos a lo mismo”, ante la cara de sorpresa de este personaje de la prensa rosa del periodismo deportivo. Con la aportación de infinidad de anécdotas que haría sonrojar a más de un profesional de los medios de comunicación.