2

Joss Whedon dirigiendo batgirl sería como un cineasta blanco dirigiendo Black Panther

Después de estar aproximadamente un año a bordo de la producción de Batgirl, el creador de Buffy Cazavampiros (1997-2003) y director de Los Vengadores (2012) ha decidido dar un paso atrás y abandonar el proyecto. Según The Hollywood Reporter, Whedon admitió que se sintió tan acogido por el equipo de DC y Warner Bros. que realmente tardó meses en darse cuenta de que no tenía historia. El cineasta, que ya trabajó con DC en Liga de la Justicia (2017), admite que no ha conseguido llegar a un acuerdo con el guionista sobre la historia y la estética, así como sobre la forma en la que representarían un icono como la superheroína 'Batgirl'.

Otra de las razones por las que Whedon ha decidido finalmente dejar esta producción es por miedo a las críticas y a la presión que el trabajo conlleva. Esto es debido a que la adaptación cinematográfica de un icono feminista como Batgirl está generando unas grandes expectativas, a las que Joss Whedon teme no llegar. Según fuentes de la industria el hecho de que Whedon dirija Batgirl sería como si un blanco hubiese dirigido Black Panther (2018). Ya sea por miedo a las críticas, o por respeto al feminismo, el director se ha separado de la película para siempre.

¿Y ahora qué?

Una de las opciones que se barajan es dejar el proyecto de lado, al menos por el momento, ya que DC tiene varias producciones en vías de desarrollo como puede ser otra película sobre Batman, dirigida por Matt Reeves (director de películas como Cloverfield, El Amanecer del Planeta de los Simios y La Guerra del Planeta de los Simios), otras películas dedicadas al Joker y a Harley Quinn, o Nightwing dirigida por Chris Mckay, quien es posible que también abandone el proyecto.

Vídeos destacados del día

Considerando el arrasador éxito en taquilla de Wonder Woman (2017) y, en el caso de Marvel, el de Black Panther, no es complicado saber lo que las audiencias buscan en los blockbusters de superhéroes hoy en día: diversidad y representación. Sin embargo esta diversidad no consiste simplemente en poner a una mujer fuerte e independiente de protagonista, o a un elenco en su gran mayoría de personas negras. Esta diversidad debe expandirse a detrás de las cámaras, a cinematógrafas, directoras, escritoras, diseñadoras de producción, etc. Con la partida de Joss Whedon, DC y Warner Bros. tienen la oportunidad de replantearse la producción de Batgirl, adaptándola a los tiempos en los que vivimos y a lo que la audiencia comienza a exigir de una película.