Por si el despido de Zack Snyder, las malas críticas recibidas por La Liga de la Justicia [VIDEO] y la pérdida de un nuevo director para Flashpoint no fueran suficiente, a DC Entertainment le toca sobreponerse a un nuevo revés, la salida de Joss Whedon de la película sobre Batgirl.

Según informa en exclusiva The Hollywood Reporter (THR), el creador de la serie de culto Buffy Cazavampiros abandona el proyecto de Warner Bros en solitario sobre Batgirl donde Whedon ya estaba trabajando en el guion y luego dirigiría.

¿Por qué deja Whedon el proyecto?

El fichaje del director de Vengadores para producir, dirigir y escribir la película de Bárbara Gordon, hija del jefe de Policía de Gotham James Gordon, fue anunciado hace casi un año, en Marzo de 2017.

Este proyecto de Warner Bros surgía en su momento con la idea de desarrollar una nueva película con un mensaje de empoderamiento femenino [VIDEO] similar al suscitado por el que es hasta ahora el mayor éxito del DCU, Wonder Woman.

Una de las curiosidades más destacadas de la salida de Joss Whedon del proyecto son las razones que la motivaron. El director no ha tirado del clásico "abandono del proyecto por diferencias creativas" sino que, acorde con la información proporcionada por THR, tras intentarlo durante prácticamente un año, no ha logrado cogerle el punto al guion, por lo que al no haber conseguido darle forma a cómo podría ser la película ha preferido dejarlo.

El propio Whedon explica en un comunicado: "Batgirl es un proyecto realmente emocionante y tanto Warner como DC han sido unos socios muy colaborativos y me han ofrecido su apoyo en todo momento pero me llevó bastantes meses darme cuenta de que en realidad yo no tenía una historia. Le estoy muy agradecido a Geoff (Presidente de DC), a Toby (Presidente de Warner Bros) y a todos aquellos que fueron tan amables cuando aterricé en el proyecto, y han sido ahora tan comprensivos cuando he fallado".

Vídeos destacados del día

La presión por triunfar como Wonder Woman

Fuentes de la industria también mencionan entre las razones, la situación actual de escrutinio público sufrida por el director tras la hecatombe de los reshoots de La Liga de la Justicia y el infame CGI del bigote de Superman (Henry Cavill), sumado además a la presión de conseguir un éxito semejante al de Wonder Woman, no solo en taquilla sino también como fenómeno cultural.

Sin embargo, a pesar de este pequeño tropiezo en el camino, a Whedon no le faltará trabajo pues ya han empezado a salirle pretendientes como Netflix [VIDEO] y Apple dispuestos a confiarle proyectos televisivos.