Publicidad
Publicidad

Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban vuelven a encontrarse en el foco de la polémica y es que colaboradora y presentador han recibido críticas e insultos, incluso desprecios de cualquier índole, pero nunca en la vida se les ha ocurrido a nadie llamarlos racistas.

Y no ha sido solamente a ellos Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez si no también Mila Ximénez y el resto de colaboradores han sido acusados de racismo debido a unos comentarios que han hecho respecto a la nueva pareja sentimental de Julián Muñoz que hace muy poco habló en el programa Sálvame.

Hace poco se descubrió a Julián Muñoz y a su nueva pareja sentimental bailando juntos en una discoteca algo que puso en duda el grave estado de salud físico del que hace hincapié Julián Muñoz y que ha usado para que le concedan la libertad condicional algo que lo ha hecho volver inmediatamente a prisión y que se dude verdaderamente que la enfermedad que tiene sea tan grave como para impedirle estar en prisión.

Publicidad

Colaboradores acusados de racismo

Son muchos los que no se creen la historia de Liz y Julián Muñoz, es por eso que la nueva supuesta pareja sentimental del ex alcalde de Marbella acudió a Sálvame concediendo una entrevista para poder demostrar su verdad.

Antes de que comenzase la entrevista Liz dejó claro que no quería ningún problema para Julián Muñoz y que se encontraba en un momento dulce de su relación algo que Kiko Hernández no se creyó ni lo más mínimo y le estampo en la cara que su verdadera pareja se llamaba Tony y que todo esto era un montaje de ambos.

Algo que ella desmintió diciendo que había recibido una denuncia de un guardia civil y que no tiene ninguna expareja con ese nombre ya que ella vivía con sus tres hijos en Buenavista.

Publicidad

Algo que no consiguió convencer a Kiko Hernández y al final quedó demostrado que fue su ex pareja Toni la que consiguió la entrevista para el programa Sálvame y que incluso había sido la propia Liz la que había filtrado el vídeo de Julián Muñoz bailando.

Al escuchar todo esto Liz se enfadó muchísimo y cortó la conexión que tenían para realizar la entrevista asegurando que estaba muy enamorada de Julián Muñoz que no quería nada en su contra y que probablemente esta guerra mediática que tenían contra ella había comenzado porque los colaboradores tenían prejuicios étnicos contra ella.

Esto en concreto a Belén Esteban no le sentó nada bien y le dijo que le parecía una verdadera vergüenza que opinas de ellos que tenían prejuicios contra alguien por razón étnica