La lista de periodistas que venían trabajando en Intereconomía se está reduciendo al mínimo, poniendo en una situación muy complicada a la cadena de televisión de derechas. En esta ocasión, han decidido despedir a otros de sus rostros más conocidos como es el de Xavier Horcajo. Llevaba ligado a la empresa de comunicación desde prácticamente sus orígenes. Siendo uno de los rostros que mejor conectaban con la audiencia del canal de Julio Ariza. Como uno de los responsables de los contenidos económicos y que ha desarrollado los programas sobre la corrupción de Jordi Pujol y el partido Convergencia i Unió, como buen conocedor de sus estructuras orgánicas.

Se une, de esta forma, a otros que ya no están en la nómina de Intereconomía. Es el caso de Eduardo García Serrano que ya solamente ha quedado para alguna que otra aparición en la tertulia de las noches El Gato al Agua y sus programas de radio muy modestos y sin audiencia que aprovecha para insultar a todo el mundo. Mientras que el tercer despedido, José Javier Esparza, era considerado como uno de los brazos derechos de Julio Ariza.

Periodistas muy serviles con la dirección

Si por algo se han caracterizado estos tres periodistas de Intereconomía es porque han mantenido una postura muy favorable para los intereses del director del grupo de comunicación. Hasta el punto que lo que transmitían al público es que eran los “pelotas” [VIDEO] de Julio Ariza, tal y como ellos decían en directo.

Con toda una serie de alabanzas y loas que no venían a cuento cuando la plantilla de la televisión llevaba meses y meses sin cobrar sus sueldos.

En la mayoría de los casos, con unas nóminas por debajo de 800 euros. Desde ahora incluso se les ha quitado el plus de los taxis para los trabajadores del turno de noche que tenían que volver a sus hogares a altas horas de la madrugada. En donde están dando responsabilidades a periodistas sin apenas experiencia y por unos sueldos que hace sonrojar a la profesión periodística.

Apoyo a las ideas representadas por Vox

Uno de los objetivos de Julio Ariza es dar apoyo al partido político ultraconservador Vox para que pueda tener representación en las próximas elecciones. Aunque Ariza tampoco descarta volver a la órbita del Partido Popular para poder beneficiarse de sus favores políticos o incluso un acercamiento a Ciudadanos. No en vano, cada vez es mayor la presencia de los representantes en sus tertulias más importantes. Como estrategia empresarial ante el ascenso del partido de Albert Rivera en las últimas encuestas electorales.