Belén Esteban está en el foco de todas las miradas y muy de actualidad pese a todo. Su hija le ha prohibido referirse a ella en televisión y aquí la Esteban tiene una nueva polémica a la que hacer frente.

Muchos sabemos que Belén Esteban no suele llevarse muy bien con sus ex jefes, por ejemplo Ana Rosa Quintana fue su jefa [VIDEO] durante bastante tiempo y ahora no mantienen apenas contacto. La famosa presentadora muchas veces la ayudaba a que no sé metiese en más problemas pero se llegó a un punto en el que Belén se sentía mal a su lado y decidió aceptar la oferta que le proponía Mediaset.

En Sálvame, Belén Esteban se fue creciendo poco a poco ya que en el programa le dieron para volar y ella voló muy por encima de todos, fue entonces cuando mostró su cara más dura y más altiva.

Belén Esteban creía que podía hacer y deshacer cuándo se le antojaba ya que tenía trabajo, el dinero no era un problema, pero no era feliz . A los años, tras algunos rumores confesó [VIDEO] que era adicta al famoso polvo blanco y aquí tuvieron explicación muchas idas de olla que tenían lugar por parte de ella.

Otra cara de Belén Esteban

La que hoy día es colaboradora de Sálvame no hubiera ostentado el papel actual si no hubiera sido por Senovilla la presentadora que presentaba las mañanas en Antena 3 cuando Belén Esteban tuvo su primera oportunidad en televisión. Cuenta que llegó un día en el que salió que Belén Esteban había roto con Jesulín y que a ella le dió pena por la situación que vivía y entonces la llamaron. Alicia cuenta que cuando llegó era frágil y no tenía ni idea del mundo de la televisión pero que poco a poco se empezó a soltar y que ahora había que ver a dónde ha llegado.

Fuentes de Esdiario cuenta que actualmente Senovilla y Belén Esteban no mantienen contacto alguno comenta que Belén y ella saben lo que ocurrió y que ella la quiso mucho, le tuvo muchísimo aprecio y que la cuidó como si fuera un familiar, pero que como dicen los jóvenes, las madres son malas ya que le dicen a los hijos lo que no quieren escuchar y ahí fue el motivo del enfado de Belén Esteban.

Alicia cuenta que pasó a ser una persona que Belén Esteban no quería en su vida, relata que se convirtió en su hermana y que quiso aconsejarla para que así se beneficiará pero que ella no lo aceptó de esa forma. Por tanto ahora se encuentran separadas y ella se alegra de que le vaya tan bien cómo le va y que su tema haya durado tantos años.

No comentó exactamente los motivos por los que se produjo su separación, pero dice que Belén Esteban se enfadaba ya que le decía cosas que ella no quería escuchar por tanto no no le quedó más remedio que retirarse ya que no era su niñera y no iba a estar detrás de nadie.