El miércoles no podía comenzar más fuerte. Nada más y nada menos que la esperada entrevista exclusiva de Fran Álvarez, ex marido de Belén Esteban, a toda página en la revista Lecturas.

Una portada durísima en la cual el que fuera uno de los hombres más importantes de la vida de la conocida como La princesa del pueblo desmonta toda su historia, acusándola de mentir reiteradamente a todos los niveles. La cosa prometía y mucho.

Esas presuntas mentiras encadenadas habrían tenido su cenit, siempre según el entrevistado, a la hora de falsear sus sentimientos por él. Y es que Fran Álvarez [VIDEO] no siente pudor alguno al reconocer que la colaboradora de Sálvame "se casó conmigo enamorada de Jesulín".

Ahí es nada.

Después de arrancar dedicando a Belén Esteban [VIDEO] y sus acusaciones de hablar ahora por dinero que "hablo cuando me da la gana", no tarda en atizarla asegurando que ella, en lugar de hablar, lo que hace es "faltar el respeto" a todos.

"Egocéntrica, prepotente" y una amante de todo lo que huela a billetes, la descripción que este hace de la persona con la que convivió varios años no puede ser más demoledora. Y es que no es menos cierto que, si crees que te han estado engañando todo el tiempo desde que comenzó tu relación, el poso no puede ser sino de lo más amargo.

Tras cinco años de su ruptura, Fran está convencido que la Esteban tiene un "odio" irracional hacia su persona que no es capaz de comprender de donde sale. Hasta ahora ha estado guardando silencio y en un segundo plano, pudiendo haberse convertido en uno de los grandes personajes del corazón viviendo de la televisión.

No lo ha hecho, pero ella se lo ha pagado con una ira que este no entiende.

La guerra entre Fran Álvarez y Belén Esteban promete ser larga

Ya en el interior de la revista, este sigue hablando de un sinfín de intimidades de la rubia más famosa de España con el tono en el que lo hace un "desengañado". Del que cree que lo dio todo por amor, sin importar que perdería para siempre su vida anterior y que le podría traer problemas, pero se ha dado cuenta que ese sentimiento solo hacía un viaje de ida.

Es por eso que, hoy en día, cuando todo aquello ha sanado, no cree que haya motivos para que esta siga actuando contra él sin cesar. Lo habría hecho, según Álvarez, hasta el punto de haberle vetado de participar en la próxima edición de Supervivientes, de la que se habló sería la gran bomba hasta que, supuestamente, y según sus palabras, esta se entrometió para pararlo. La guerra acaba de empezar.