El pasado sábado concluyó la 68ª edición del festival de la canción italiana que se celebra anualmente cada mes de febrero, en la ciudad de Sanremo. La presente edición ha batido récords de audiencia , llegando a picos de hasta el 75% de share durante la proclamación del ganador. El dúo compuesto por el cantante de origen albanés, Ermal Meta, y el cantante italiano, Fabrizio Moro, se alzaron con la victoria en el certamen obteniendo un total del 41% de los votos emitidos entre el público mediante el televoto, el jurado de calidad y los periodistas especializados.

Una balada sobre los ataques terroristas

“Non mi avete fatto niente” (no me habéis hecho nada) es el título de la canción que el país transalpino llevará a Lisboa.

El tema es una canción contra el terrorismo, escrita a raíz del atentado de Manchester ocurrido en el mes de mayo del pasado año. La balada lanza un mensaje pacifista y en defensa de la libertad, llamando a la unidad de la población para hacer frente a los que quieren propagar el terror.

Una canción “reciclada”

La canción ha sido centro de una controversia, debido al hecho de que el tema no es del todo inédito. Efectivamente, el estribillo es idéntico que de una canción presentada en el mismo festival [VIDEO], llamada “Silencio” y que cantó el dúo formado por Ambra Calvani y Gabriele de Pascali en la edición del año 2016. El tema estuvo a punto de ser descalificado, llegando a suspenderse su actuación en la primera semifinal del miércoles pasado. Finalmente, la suspensión quedó sin efecto cuando el director artístico del Festival, el cantante Claudio Baglioni, afirmó en la rueda de prensa del jueves, que la canción tenía todas las "credenciales" necesarias para volver a la competición, aludiendo al hecho de que se había copiado solamente la melodía y la letra del estribillo y que en todo caso, no se había superado el límite del 30% de la composición para ser considerada técnicamente un plagio.

Así pues, Ernal Meta y Fabrizio Moro fueron readmitidos el jueves y el resto ya es historia reciente.

Esperando al visto bueno de la UER

Esta situación choca con las normas de la UER (la Unión de los Entes públicos de Radiotelevisión europeos), ya que según su reglamento de funcionamiento, la canción tiene que ser inédita; sin embargo, la nula repercusión mediática del tema original, hará que no exista ningún problema por lo que seguramente veremos al dúo actuando en el escenario del Altice Aren , el próximo 12 de mayo

Italia siempre en el Top 10

Desde su vuelta al certamen, en el 2011, Italia ha estado, con excepción de las ediciones del 2014 y del 2016, siempre entre las 10 primeras canciones [VIDEO] más votadas, rozando la victoria en dos ocasiones: en la del 2011 celebrada en Düsseldorf con Raphael Gualazzi interpretando “Madness of Love” que llegó en segunda posición; y, en la edición del año 2015,con el trío musical “Il volo” que alcanzó en el festival celebrado en Viena la medalla de bronce la balada titulada “Grande Amore”.