Han sido muy pocos los programas de Planeta Calleja, el programa presentado por Jesús Calleja en Cuatro que han tenido tanta publicidad como el de #Paz Padilla, la presentadora de #Sálvame que acudió con el aventurero presentador [VIDEO] y vivió muchísimas experiencias entre ellas divertirse, asustarse e incluso bailar La Macarena pero también hubo tiempo para los temas serios.

En estos últimos meses, en cualquier entrevista que se le realizaba a Paz Padilla se mentaba el viaje a Benín con Jesús Calleja, ya fuese en el programa de Bertín, Mi casa es la tuya, con Pablo Motos en El Hormiguero o en su propio programa Sálvame, la actriz y presentadora siempre hacía referencia al viaje por África Occidental con Jesús Calleja.

En este viaje, Paz Padilla bailó con una tribu y sabemos que una curandera de aquellos lugares se había obsesionado un poco con sus pechos, que ella misma le había contado que eran de silicona, sin embargo, y aparte completamente del trabajo que realiza en Sálvame, la presentadora ha dado mucho que hablar en televisión últimamente de su vida privada y es que había una pregunta que sí o sí se iba a realizar en este estreno de la nueva temporada de Planeta Calleja.

El intenso viaje de Paz Padilla y su opinión de Sálvame

A pesar de que Paz Padilla se considera una persona absolutamente feliz le confesó a Jesús Calleja lo mal que lo pasó al divorciarse de su primer marido, dijo que a ella nunca se le fue el amor, sino que se lo arrancaron al separarse y que él se fue porque su situación lo agobiaba.

También Paz Padilla repasó toda su carrera profesional y le contó su primer encuentro con Xavier Sardá en un casting en donde contó sus primeros chistes y cómo el presentador se le acercó a ella en un aeropuerto y le dijo que quería que trabajase con él en Crónicas Marcianas que no sabía en qué pero que lo único [VIDEO] que quería era que trabajase a su lado.

Repasando su larga carrera como humorista, Paz Padilla pasó a hablar de Sálvame, algo que la hizo cambiar el chip de repente y que sorprendió a todo el público, ya que Paz Padilla le confesó a Jesús Calleja algo que aún no se sabía acerca de ella y era que Sálvame también era un show y que era ella muy payaso, que cuando se lo propusieron necesitaba trabajo y aceptó llamando a Sara y le dijo que a su manera lo podía hacer perfectamente pero dio a entender que no era lo que había deseado.

La presentadora contó que todo esto era efímero, que lo mismo podía acabarse todo y que era consciente de todo el tiempo que llevaba en televisión pero que al mismo tiempo se sentía orgullosa ya que había conseguido todo lo que se había propuesto.