La famosísima colaboradora de Sálvame no se encuentra en su mejor momento [VIDEO], por una parte la llegada de Carlos Lozano la ha trastocado muchísimo y por otro lado en su casa no se lo están poniendo muy fácil que se diga.

Belén Esteban y el caché mediático

#Belén Esteban lleva una semana bastante compleja, la llegada del nuevo Defensor del Pueblo a Sálvame la ha puesto en una situación bastante tensa y es que, el miércoles pasado, el presentador le dijo cosas que nadie antes le había dicho a la cara. Todo venía a raíz de la venta de exclusivas y, el asunto se fue de las manos, cuando alguien pronunció la palabra mierda: aquí Belén Esteban se dio por aludida y dijo que nadie y menos Carlos Lozano tenía que decirle que si vendía o no sus mierdas ya que eso ella lo sabe de sobra y que, como humana que es, de algunas se ha arrepentido y de otras no.

Y en medio de este juego de ver quién [VIDEO] es el mejor la colaboradora, aseguró que el nuevo defensor de la audiencia no era quien para decir si vendía o no vendía su vida ya que sabía perfectamente que Carlos Lozano también había comercializado con su intimidad. Algo que enseguida esté le reprochó, pidiéndole que pusiera algún ejemplo a lo que Belén, según fuentes de esdiario no supo que contestar y ahí fue cuando Carlos Lozano le di el stockazo definitivo diciendo que se notaba mucho que no era periodista.

Y la segunda parte de esta historia tuvo lugar en el plató de Sálvame Deluxe, cuando Belén fue la primera que se enfrentó a Carlos Lozano y volvió a saltar la chispa de la discordia. El Defensor del Pueblo no se cortó un pelo y en respuesta a Belén Esteban acerca de que ha vendido su vida personal le pidió que no dijera más qué vendía su vida por necesidad ya que ofendía a mucha gente.

Para relajar un poco toda la tensión acumulada durante la semana y el sábado, Belén Esteban aceptó la invitación al cumpleaños de Kike Calleja a la que acudió con su novio Miguel. Belén Esteban pidió a los cámaras que no preguntasen nada a su novio, ya que él no quiere ser famoso, se desconoce sí fue petición de Miguel o salió de ella.

De la forma que sea, la exposición televisiva de Belén Esteban está en inminente peligro, ya que el caché de la televisión se le podría acabar, ya que Andrea Janeiro no quiere ser famosa y le ha pedido que no la mencioné más, por otra parte Miguel piensa de la misma forma y esto pone a la Esteban en una posición bastante complicada ya que su público la quiere hablando de su vida familiar.

Ya van dos comunicados de la hija de Belén Esteban en los que se niega a ser personaje público, primero pidió a los medios que no hablaran de ella ya que prefería ser anónima y por otro lado no hace mucho se reservaba el derecho a emprender acciones legales contra un grupo de chirigotas gaditanas que la había insultado. #Telecinco