Letizia Ortiz, la reina consorte tras su matrimonio con el rey Felipe VI ha vuelto al foco de la polémica en los últimos días. Si hace tan sólo unos meses, un medio británico hacía referencia por primera vez a la fortuna de las reinas consortes, refiriéndose especialmente [VIDEO] a la reina Letizia, estimada concretamente en 8,3 millones de euros, la mitad que la de su marido, que según el medio británico Express oscila en unos 16,8 millones de euros. La cifra data del [VIDEO] tiempo en el que ambos eran príncipes de Asturias y aún Juan Carlos I no había abdicado. Pese a estos datos de gran relevancia para el pueblo, lo cierto es que la Familia Real no ha puesto nunca ha hecho público el total de su capital.

Los españoles pagan los cuantiosos retoques de la reina Letizia

No obstante, la presunta fortuna de la reina consorte no se trata del único escándalo que ha aparecido sobre Doña Letizia. También lo ha hecho su rostro, pues en los últimos días, ha aparecido con una nueva cara y unos labios bastante más rellenos. Concretamente, algunos medios apuntan a que la reina se ha introducido en el rostro unos rellenos de bótox y en el caso de los labios, ácido hialurónico.

La Casa Real admitió en el 2008 una operación de nariz

Si nos hacemos a la idea de la multitud de cambios que se ha hecho físicamente la reina Letizia desde que contrajo matrimonio con Felipe VI, lo cierto es que se trata de una cuantiosa cantidad de dinero, aunque eso sí, desde Casa Real únicamente han afirmado que la reina Letizia se operó la nariz debido a unos problemas respiratorios allá por el año 2008.

Se trata, sin duda alguna, de un rasgo de su rostro que ha tenido un cambio radical y no precisamente por problemas respiratorios dado que el hueso de la nariz ha cambiado considerablemente, suavizando su rostro facial.

El gran cambio físico de Letizia, sumado a una fortuna de más de 8 millones de euros

A sus 45 años, la reina Letizia no ha dudado en someterse a una transformación durante estos últimos años, donde podemos verla con bastantes menos arrugas, una piel tersa y cuidada y pequeños retoques tanto en los pómulos como en la mandíbula, por lo que todo indica que las operaciones de la reina Letizia han sido cuantiosas. Principalmente, fue allá por el 2004 cuando la reina comenzaría a realizarse esos retoques estéticos donde podíamos apreciar una nariz aguileña, un pronunciado mentón y algunas arrugas de expresión.

Pese a estas informaciones, lo más importante sin duda alguna, es su presunta fortuna de más de 8 millones de euros, que hasta el momento, no ha dado explicaciones al respecto.