Cristina Cifuentes, la política del Partido Popular y presidenta de la Comunidad de Madrid desde el año 2015, está pasando por uno de sus momentos profesionales más convulsos. La pasada semana, la presidenta madrileña fue acusada por Francisco Granados ante el juez de "ser la voz ejecutiva de Ignacio González", envuelto en el caso Lezo después de que se le incautaran 5,4 millones de euros en Colombia. Por si esto fuera poco, Granados también alegó que Cifuentes se jactaba de su poder [VIDEO]en la Comunidad [VIDEO]de Madrid, unas declaraciones ante el juez que han tenido una rápida respuesta por parte de Cifuentes, quien ya ha presentado una querella por injurias y calumnias contra el ex consejero de la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Cifuentes se jacta de su poder y critica duramente a Irene Montero

Por si Cifuentes no tenía suficiente polémica en los últimos días, la presidenta acudía en el día de ayer al plató de 'La Sexta Noche', quien no se cortó un pelo a la hora de responder a las preguntas de la entrevista. En primer lugar, la política del Partido Popular criticó duramente a Irene Montero por utilizar el término "portavoza", admitiendo que se trata de "una chorrada descomunal" y si una mujer quiere trabajar en puestos de responsabilidad, se tienen que llevar a cabo medidas efectivas.

Las redes sociales se ceban contra Cifuentes tras una monumental tomadura de pelo

No obstante, lo más llamativo de la conversación con Iñaki López llegaba cuando Cifuentes admitía que el próximo 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, no irá a la huelga.

Eso sí, en torno a las graves acusaciones vertidas por Granados hacia ella, la presidenta se defendía preguntando: "¿Van a creer al que tenía un millón de euros en el altillo o a mi que tengo 3.000 euros en la cuenta?". Unas afirmaciones que tuvieron una rápida respuesta a través de las redes sociales, especialmente en Twitter, donde algunos usuarios escribían: "Cristina Cifuentes tiene 54 años. Cobra 89.000 euros al año, vive de alquiler y tiene 3.000 euros en el banco. Hay muchas maneras de llamarnos gilipollas, pero ésta es de las mejores".

Los pésimos argumentos de Cifuentes para demostrar su inocencia

En definitiva, todo indica que las cuentas no salen si nos ceñimos al sueldo anual que recibe la presidenta de la Comunidad de Madrid, eso sí, Cifuentes parece estar tranquila en lo referente a las imputaciones, asegurando que "no contempla ninguna imputación porque nunca hizo nada ilegal"