Los milagros no existen y eso implica que las dietas milagro tampoco. A pesar de que, evidentemente, y siempre que cuenten con el respaldo de un endocrino o un nutricionista colegiados ayudan y mucho a resolver no pocos problemas derivados con el sobrepeso, la obesidad mórbida y otros tantos problema de salud.De ahí que muchos escépticos pusieran en solfa desde el primer momento el testimonio de un personaje de primera línea como lo es la presentadora de Telecinco, Carlota Corredera, cuando contó en persona y a través de un libro cómo consiguió perder 60 kilos en un año.

Al parecer, un supuesto método vanguardista que tendría un coste de unos 500 euros mensuales, sería el que habría provocado que la conductora televisiva hubiera perdido semejante cantidad de peso.

Así lo narraba en su libro de éxito al respecto "Tú también puedes [VIDEO]". Sin embargo, una parte parece que, a tenor de lo que publican varios medios, se habría tratado de esconder.

Esta sería aquella que hace referencia a la preparación que esta habría llevado a cabo antes de someterse a ese tratamiento tremendamente invasivo como el que sigue llevando a cabo en busca de una figura aún más esculpida que la que ya luce la gallega y que tan poco se parece a la de hace poco más de un lustro.

Según esta misma tenía que admitir después de que alguna publicación hablara de "la gran mentira" de Corredera, esta revelaba en sus cuentas oficiales de las redes sociales que sí, que se había sometido en su día a una lipoescultura, o lo que es lo mismo, a una extracción masiva de grasa. De ahí que muchos hayan concluido que su bajada de peso posterior a esta operación que se habría realizado en 2010 fuera tan contundente.

Sin ella, dicen, no lo habría podido lograr.

Las dos intervenciones de Carlota Corredera

Otros internautas y seguidores de Carlota están enfurecidos por otro detalle de su biografía que muy pocos conocían aunque llegara a mentarla en alguna ocasión. Que ésta, además de la "lipo", también se había sometido a otra operación de estética como es la mastopexia [VIDEO] y que tiene como objetivo colocar el pecho. Retoque que también se habría producido en aquella época.

Para muchos que no leyeron su libro pero sí están revisando todo lo que se escribe sobre ella en las últimas horas esta ha pasado de ser la chica que gracias a una dieta milagro perdió 60 kilos y los que vienen, a ser aquella que ha tirado dos veces de quirófano para lograr el milagro que no lo es tanto. Dadas las explicaciones que cada uno piense lo que quiera.