Lo venimos contando desde hace tiempo. Lo único que en televisión no miente y es misa son los datos de audiencia que cada día se conocen en relación al día anterior. Una verdad incontestable que es la única capaz de prolongar espacios destinados a durar un programa o dos y a quitar de en medio y para siempre otros que acumulan lustros en antena.

Eso es precisamente lo que podría ocurrirle y muy pronto al programa de corazón decano de la parrilla televisiva española como es Sálvame [VIDEO], que desde que arrancase la presente temporada televisiva, tras el parón veraniego, ha visto cómo su liderato se ha puesto en entredicho llegando a ser sobrepasado por Atresmedia.

La caída de cuota de pantalla en buques insignia de la importancia de Gran Hermano [VIDEO], Mujeres y Hombres y Viceversa, y también de #Sálvame diario y el Deluxe que ya provocara su cambio de día tras meses vencido por la competencia en Antena 3 hacía saltar todas las alarmas hasta el punto de lanzarse ciertos ultimátum con fechas límite para ver si estos remontaban o no.

Con GH en barbecho hasta 2018, con GH VIP retrasado y con MYHYV a punto de ser cancelado pasaba saber qué harían con Sálvame. Sus discretos datos les llevaban a tomar una decisión inesperada. Había que levantar a los personajes que integran el programa y que han venido gozando durante más de una década del respaldo de la audiencia, dándoles más visibilidad que nunca. Para ello, los colocarían como protagonistas de las campanadas de #Telecinco.

Una peligrosa idea que confirmaba que estos, los María Patiño, Kiko Hernández, Lydia Lozano, Chelo García-Cortés, Mila Ximénez y compañía están más de capa caída firmando la peor Nochevieja de Telecinco en doce años, siendo superada por Antena 3 y por Televisión Española en una confirmación que puede suponer que se precipiten las decisiones entorno a lo que cada vez más gente en la zona noble de Mediaset España barruntan: que el formato Sálvame está agotado y muchos de sus personajes también.

Sálvame, abocado a su cancelación a corto plazo

A partir de ahora, y a sabiendas de que de aquí a final de temporada, es decir, hasta julio, no se van a tomar decisiones traumáticas, todo parece centrarse en lo que ocurrirá la próxima temporada con uno de los espacios más controvertidos e históricos de la quinta cadena de la TDT. Salvo subidón inesperado de audiencia, todo apunta a una renovación del corazón en la cadena que termine con Sálvame tal y como lo conocemos ahora mismo. Se avecinan muchos cambios.