No es la primera vez ni la última que se comenta en algún medio de comunicación que trata la actualidad televisiva regularmente. La relación entre Jorge Javier Vázquez y los encargados de llevar a cabo sus programas no es ni la mejor ni la más ideal para que las cosas salgan de la mejor manera posible cada vez que el catalán se pone delante de las cámaras.

Algo que quedó patente a la vuelta de las vacaciones del pasado verano cuando el de Badalona fue retrasando su llegada al trabajo para ponerse delante de una cámara cediendo su puesto a sus sustitutos mientras en paralelo se revelaba que existía un conflicto de primera magnitud entre el conductor con "o" mejor pagado de la cadena de Fuencarral y la productora con la que este trabaja en distintos espacios.

Entonces el problema fue, supuestamente, el reparto de los ingresos por publicidad, tal y como se publicó sin que nadie negara lo emitido en los medios de comunicación. Finalmente, parece ser, se llegó a un acuerdo y este volvía a hacer su trabajo sin síntomas de que nada grave hubiera pasado. Exactamente lo que hacen los buenos profesionales.

No obstante, desde entonces, quizás las cosas no estén exactamente como lo estaban hace ahora justo un año. Desde hace un tiempo Jorge Javier Vázquez [VIDEO] ha vuelto a enrolarse en proyectos distintos a los relacionados directamente con la presentación de espacios en la cadena principal de Mediaset España.

De hecho, tiene previsto el estreno de su nueva obra de teatro a la vuelta de la esquina y eso ha provocado que se hayan venido moviendo fechas o apariciones del catalán en los espacios en los que aparece como conductor titular, lo que no habría gustado nada ni a la productora ni a la cadena, a quienes por otro lado no les queda más que tragar al tratarse de un personaje de semejante poder de congregación al otro lado de la pantalla.

La espantada de Jorge Javier Vázquez

La última ocasión en la que un movimiento sospechoso se hacía evidente para todos sus seguidores era el sábado pasado cuando, de momento, sin previo aviso, y tras una pausa publicitaria, JJ desaparecía para dejar a su compañera María Patiño al frente del polígrafo en el Deluxe.

Nadie del programa dijo nada. No se dieron razones de por qué el presentador había abandonado su función antes de finalizar el programa. Hay quien especuló que este no quiere formar parte del circo del polígrafo, pero nada más lejos de la realidad. Hasta el final del programa no volvió a aparecer. Las especulaciones vuelven con más fuerza que nunca.