Es muy fácil hacer demagogia en las redes sociales pero esto también tiene su lado malo y es que no te vas a salvar del linchamiento que hagan sobre ti miles de tuiteros que se muestren en contra de lo que tú mismo has escrito.

La portavoz de #Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha comenzado este año en el ojo del huracán y le ha regalado a sus seguidores de Twitter un alegato feminista basándose en una noticia del diario Público en dónde se hacían eco de que en las instituciones del gobierno lo que predominaba era el #Machismo.

Parece ser que las mujeres se encuentran excluidas de las fotografías del poder. Acto seguido Irene Montero cogió y aportó cuatro fotografías más en donde se podía observar qué el género femenino es una grave y clara minoría dentro de España o que directamente no existe en algún puesto.

Fuentes de Periodista Digital afirman que esto es una realidad que en España, no se puede negar y es cierto qué la plantilla femenina es mucho más reducida en las instituciones que la masculina, pero lo que verdaderamente clama al cielo o ha clamado para este medio es que sea la propia Irene Montero la que denuncie esta situación siendo en su propio partido, la formación morada de Podemos los que no se aplican este feminismo.

Irene Montero, lluvia de zascas en Twitter

En su cuenta de Twitter, Irene Montero hacía la siguiente publicación: mostraba cuatro fotografías en donde las mujeres quedaban relegadas a un segundo plano alegando qué estas instituciones no representaban al país y que las mujeres eran una minoría altamente notable o inexistente que dejaba un grave problema pendiente de resolver.

Pero el diario El Mundo cogía la V de Vendetta contra Irene Montero y ese mismo 3 de enero publicaba algo que dejó a la portavoz de Podemos en el Congreso completamente callada y tachada de oportunista. El Mundo recogía que Podemos continuaba con una plantilla masculina casi en su totalidad y que eran muy pocas las mujeres que ocupaban una responsabilidad máxima dentro de la organización.

Algunos tuiteros le respondían [VIDEO] en el mismo tono y uno de ellos le dijo que barriera primero lo de su propia casa y que ya tras esto si estarían capacitados para dar lecciones.

Otro le dejaban más clara esta información con una noticia en la que se veía claramente que Podemos concluía su renovación con aún menos mujeres.

Total que a Irene Montero le ha salido el tiro por la culata en cuestión de feminismo dentro y fuera de su propio partido.