Belén Esteban [VIDEO] no es lo que era y como prueba tenemos los datos de su nuevo contrato laboral con la productora [VIDEO].

Belén Esteban se queda sin subida de sueldo este año

Esto no lo cuenta, o al menos no entra en detalles, pero lo que es un hecho es que la de Paracuellos no está pasando por su mejor momento a lo que a nivel profesional se refiere. Según Fórmula Tv, la colaboradora habría firmado un nuevo contrato laboral pero sin la subida de sueldo que había solicitado. Los responsables de tal decisión se negaron en rotundo a subir el sueldo a la de San Blas por diversas razones. Una de ellas podría ser el no poder hablar de Andreíta.

Belén Esteban se ha negado hablar de ella, dado que la joven no quiere ser un personaje conocido. Partiendo de la base que muchos de los belenazos, han venido sucediendo en base Andrea y a su padre, Jesulín de Ubrique, la colaboradora no tendría temas que podrían llegar a interesar al público. Su relación con su novio Miguel sería otra de las razones por la que la protagonista podría tener tirón pero nuevamente, se niega hablar de ello.

Llegados a este punto, y teniendo en cuenta que el presupuesto anual de la productora es el mismo que el pasado año, no es viable subir el sueldo a un personaje del que se ha sacado beneficio económico gracias a hablar de todo lo que acontecía en su vida, la de su hija, la del padre de su hija, y la de su novio.

Personaje a saldo y en rebajas según Toño Sanchís

Dicen que cuando el río suena agua lleva.

Muchos medios de comunicación se hacían eco de la noticia durante días, dado que la colaboradora no aparecía por Sálvame y todos sus colaboradores y algunos de ellos amigos, guardaban silencio. Se hablaba de una disconformidad de la protagonista con los responsables de la cadena y Toño Sanchís ha llegado a declarar que ya no la reciben en una alfombra roja.

Belén Esteban ya no es imprescindible en la cadena de Fuencarral y ahora son ellos quienes ponen las condiciones. Esto podría haber llevado a Belén a plantearse dejar la televisión o llamar a la puerta de otros programas donde poder colaborar aunque según se comenta, le habrían cerrado las puertas. Belén niega la mayor pero dada lo escasa credibilidad que tiene desde hace tiempo, nadie o casi nadie la cree. Nada dura una eternidad y su hija Andrea, que podría haber sido su sustituta, le da la espalda confesando que no quiere ser personaje de televisión y dedicarse a vivir de ello como ha hecho su madre.