Y finalmente Belén Esteban reapareció. Después de más de dos semanas sin saber absolutamente nada de la denominada Princesa del pueblo, esta volvió y no precisamente con la intención de despejar los muchos interrogantes que se han puesto sobre su continuidad televisiva o al menos en Telecinco.

Nada de eso. A la espera de que la de San Blas tome el toro por los cuernos y hable largo y tendido sobre su renovación, la oferta realizada por la cadena de Fuencarral para que lo haga y se sepa si acepta o no las nuevas condiciones ofrecidas para seguir ligada a la pequeña pantalla esta ha vuelto con ganas de guerra.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así lo demostraba en sus cuentas oficiales en redes sociales, en las que no perdía la ocasión para demostrar que está con más fuerza que nunca para un año que puede ser decisivo en su vida, declarando abiertamente la guerra a la que es su última enemiga, la revista Lecturas.

Sus publicaciones en estas plataformas no dejaban lugar a ninguna otra interpretación.

Era hace una horas cuando, tras varios días sin subir ninguna foto ni información a las redes, decidía publicar un tweet en el que se desprestigiaba sin cortarse un pelo a la publicación con la que ha venido teniendo sus más y sus menos desde hace unos meses. Nada más y nada menos que le acusaba de mentir.

Lo hacía haciendo suyas las siguientes palabras: "Una vez más la revista Lecturas falta a la verdad y miente sobre la situación laboral de un miembro de nuestro equipo. ¿Rectificarán?". Mensaje al que agregaba "Queda claro" en su publicación de Instagram en lo que parece el primer gran ataque de la ex mujer de Jesulín de Ubrique al que es desde ya su medio vetado.

Belén Esteban, más agresiva que nunca en las redes sociales

Si bien no matizaba a qué se refería, dado que esta publicación lleva dos noticias relacionadas con Sálvame [VIDEO] en portada, una en la que habla del estreno de la obra de Jorge Javier Vázquez y otra en la que insiste en la bajada de sueldo de Belén Esteban [VIDEO], lo cierto es que las reacciones no se hacían esperar.

Miles de "me gusta" de sus fans y otros tantos millares de comentarios que siguen agolpándose a estas horas en su cuenta oficial en Instagram donde, inesperadamente, le han empezado a saltar críticos acusándola a ella de iniciar una guerra más de forma gratuita y, según estos, en busca de un nuevo Deluxe con el que sufragar quién sabe si sus gastos extra de Navidad. Sea como fuere, el asunto promete traer cola.