Desde el 2013, vikingos se convirtió en una serie de referencia para muchos seriéfilos pero, con la particularidad, de que no ha llegado a alcanzar la popularidad de otras grandes Series como Juego de Tronos [VIDEO] o, la más aclamada últimamente, Stranger Things [VIDEO]. Sin embargo, se trata de una gran obra maestra que todos deberíamos tener en mente para pasar unas buenas sesiones de sofá y manta.

Los que ya la han visto y están expectantes por ver cómo discurre la 5ª temporada, me darán la razón. Y los que todavía no se han atrevido a adentrarse en el mundo vikingo, aquellos que, seguramente, llevan varios años pensándolo sin decidirse a dar el paso porque "ese tipo de series... no les van", acabarán lanzándose a la aventura.

No dejéis que os ensordezca el griterío y los ruidos de espada en las batallas, ni que os ciegue alguna que otra salpicadura de sangre en la pantalla. Vikingos es mucho más de lo que habéis podido ver en los escasos minutos de una publicidad o de un trailer. Por eso, aquí van 7 razones por las que cualquiera puede disfrutar viendo todas y cada una de sus temporadas.

La serie no es una excusa para ver sexo y violencia

Uno de los mayores mitos de esta producción (y a la vez, su mayor lastre) es su desmesurado y explícito despliegue de sexo y violencia. Pues bien, pongamos fin, de una vez por todas, a este mito.

Está claro que no nos vamos a encontrar a un grupo de hombres jugando a piedra papel o tijera. Ni nos harán creer que con un inocente 'pico' consiguen procrearse. Partimos de la base de que todos sabemos que vamos a visualizar la historia de unos vikingos [VIDEO] y que estos no eran precisamente 'hermanitas de la caridad'.

Pero, quitando eso, no se trata de un uso abusivo, mucho menos si lo comparamos con otras muchas series y películas actuales. Nada de usar el sexo y la violencia de forma gratuita para llamar la atención. Sí, hay violencia y sexo, pero en su justa medida. Las escenas de sexo son bastante comedidas, y, en cuanto a la violencia, nada que pueda herir la sensibilidad.

No es una serie apta para menores de 15 años. Pero, por favor, no estamos hablando, ni mucho menos de una especie de Spartacus.

Versión censurada vs. versión sin censurar

No obstante, para los que todavía creen sentirse demasiado vulnerables ante la violencia y ver demasiada "carne" les pone un poco tensos. Hay una solución para ellos: visionar la versión estadounidense.

La Versión Original está censurada, mientras que la Versión Extendida, no. En EEUU todos los episodios se censuraron por violencia, desnudez, profanidad y restricciones de tiempo para la transmisión por History Channel (pasaremos por alto, en esta ocasión, el curioso criterio que tiene EEUU para censurar en algunas ocasiones y ser tan explícitos en otras tantas).

Sin embargo, en Europa, contamos con la obra tal y como fue concebida por su director Michael Hirst.

Grandes personajes con grandes tramas

Más allá de sus saqueos y de sus batallas, nos adentramos en la vida y los pensamientos de sus protagonistas. Cada uno nos aporta una gran cantidad de tramas. Nunca estamos seguros de lo que están pensando. Sus relaciones van rápidamente del amor al odio, de la pasión a la traición. Unos nos crean admiración y otros repulsión.

Vikingos se trata de un gran entramado de personajes que luchan no solo con las armas y sus manos, si no con la cabeza, con sus sentimientos y sus miedos. Encontrándonos lios amorosos, dilemas entre la lealtad y la deslealtad, entre la vida y la muerte, problemas de fe... Es decir, mucho más que un simple campo de batalla.

El papel de la mujer

Como dice la canción, aquí sí que las chicas son guerreras. Las mujeres no se quedan en casa fregando o cuidando de los niños. Hablamos de igualdad de género. Sí, estos a los que siempre hemos considerado como bárbaros, tenían mucho más claro el tema de la igualdad que en nuestro tiempo. Ellas y ellos luchan codo con codo, sin remilgos, sin tonterías. Algunas, como Lagertha, con mayor maestría que los fornidos hombres.

Ya que estamos, aprendemos

No hay que olvidar que esta serie es una producción del canal History, por lo que uno de los principales propósitos era dar a conocer la sociedad vikinga. Una sociedad de la que, sin darnos cuenta, vamos aprendiendo todos sus dioses, sus costumbres, su forma de vida, los puertos en los que desembarcaban... A fin de cuentas, una lección histórica de la época muy amena, basada en los relatos semilegendarios de Ragnar Lothbrok.

Una producción increíble

Una de los puntos fuertes de esta serie es, sin lugar a duda, su gran despliegue de escenarios. Tanto las grandes recreaciones en interiores como los fantásticos paisajes exteriores que nos vamos encontrando a lo largo de sus viajes. Tengamos en cuenta que eran 'culo de mal asiento' y que se recorrieron gran parte del globo terráqueo, por lo que podemos ver unos cambios de escenario brutales. Todo muy bien compenetrado con una dirección y unos planos de gran categoría, al igual que su ambientación. En definitiva una maravilla visual.

Algo más que mucha gente peleando

Y, finalmente, para todos aquellos que definitivamente pasen de todo lo anterior y tengan muy claro que "este tipo de series... no le van" y rehúsan estar viendo una lucha o batalla durante más de 5 minutos. Eh aquí un último reclamo: Vikingos es algo más que un montón de gente luchando a diestro y siniestro. Vikingos es un montón de gente luchando a diestro y siniestro con unos cuerpazos que quitan el hipo.

Sí, uno de los reclamos que tiene esta serie es la ingente cantidad de 'chulazos' y 'chulazas' que desfilan dentro de nuestras pantallas y que el barro, y la roña en general, les sienta como un guante.