¡Suscríbete! completamente gratis y muy fácilmente a mi CANAL TELEVISIÓN haciendo clic en este enlace. Todas las noticias a tu alcance. ¡No te las pierdas!

Calificado por la audiencia y la crítica como uno de los peores presentadores de 2017 es el perdedor del año, mientras la francesa Vivendi está a dos pasos de hacerse con el control de Mediaset España y con ello, si lo logra, poner en marcha importantes cambios en la programación [VIDEO] que sin duda le afectarán.

Después del regusto agridulce que le dejó ser el presentador sustituto de Mercedes Milá al frente de “Gran Hermano 16” en el que fue duramente cuestionado por la audiencia que no solo no lo aceptaba sino que reclamaba la vuelta de quien había sido el alma mater del reality desde su inicio, comenzó 2017 viendo que la audiencia tampoco estaba muy por la labor de seguir masivamente los avatares de “su cortijo” “Sálvame”, donde en vista de sus veleidades teatrales, los presentadores sustitutos han sido multitud.

“Supervivientes” vino a darle un respiro de tres meses aunque las redes sociales no dejaron de pedir que para 2018 fuese otro el presentador, haciendo hincapié en Carlos Lozano a quien Mediaset mantiene en la nevera para sacarlo luego en una nueva edición de “Granjero busca esposa”, un programa en la filial Cuatro y muy por debajo de sus posibilidades.

El ambiente se iba enrareciendo para un Jorge Javier Vázquez que no dejó de presumir en su cuenta de Instagram de unas vacaciones de lujo larguísimas aunque desde luego merecidas, con alquiler de casoplón en Menorca incluido. Pero estamos en un país que no acaba de salir de la crisis y si a las Campos se las pone a caer de un burro por su clasismo y su ostentación, con él no iba a ser menos. Le cayeron por todos lados.

“GH Revolution”: el batacazo

Y llegó el otoño y con él la nueva edición de “Gran Hermano” el reality con anónimos más esperado.

En esta ocasión nos quisieron vender una “Revolution” que ha resultado ser un fiasco. La edición menos vista de la historia y también la más corta. La revolución fue que gracias a este nuevo fracaso la edición de “GH VIP” se retrase hasta Septiembre de 2018 y “Gran Hermano” se despidiese hasta por lo menos 2019, a ver si mientras escampa.

A tal punto llegó la tensión que Jorge Javier no tuvo más remedio que entonar el mea culpa, al decir que él tuvo su cuota de culpa en el desastre. Hacerse el harakiri en público le habrá costado lo suyo.

Ha protagonizado desde entonces diversas espantadas por diferencias con los directores, ya que los presentadores aumentan y el ingreso por publicidad se acorta.

Su despelote en Nochevieja incendia las redes

Sabíamos que Vasile les hacía un regalo envenenado dándoles la presentación de las famosas campanadas de Nochevieja. Se comenta incluso que en realidad era un castigo por la progresiva pérdida de audiencia. Pues desde luego el castigo ha sido mayúsculo.

La audiencia ha pasado de ver un nuevo “Sálvame” en directo durante la Nochevieja. Resultado: 10,8% en prime time con esa especie de burdas actuaciones musicales con viejas glorias que uno nunca entenderá como se han prestado a hacer el ridículo más absoluto.

Para las campanadas la huída fue masiva así que se saldaron con un mísero 10,1% frente al éxito indiscutible de Antena3 (la cadena triste) con un 23,3%.

La cosa fue peor después de las doce, llegando al 8% mientras su rival Antena 3 lograba un 21,1%

Un auténtico fracaso y una auténtica vergüenza con los colaboradores desenfrenados [VIDEO], venga a brindar en plató y un Jorge Javier Vázquez excesivamente contento que protagonizó los minutos más bochornosos que nunca hemos visto en una Nochevieja televisada al quedarse en calzoncillos junto a Alonso Caparrós en topless protagonizando ambos un baile erótico.

Aquí podéis ver el vídeo del vergonzoso espectáculo que la poca audiencia que les veía, niños incluidos, tuvo que soportar.

Mal comienzo de año para el "Dueño del cortijo" y para los cortijeros. El choteo y la repulsa hoy en las redes sociales es mayoritario. Se avecina tormenta. #Televisión #Telecinco