Solo hay que ver la representación gráfica de la Justicia, una mujer con los ojos vendados y una balanza equilibrada, para saber que los procesos judiciales no entienden de fechas especiales ni de sentimientos. Estos, más allá de las fechas que sean, siguen adelante aunque en muchos casos supongan cortes de luz, desahucios o, como en el caso que nos ocupa, embargos.

Eso es por lo que está teniendo que pasar uno de los grandes protagonistas de la crónica social patria durante este casi extinto 2017, Toño Sanchís [VIDEO], quien está viendo cómo los bienes acumulados durante toda una vida empiezan a cambiar de manos para marcharse a las de su enemiga íntima número uno: #Belén Esteban.

Así lo han venido comunicando tanto los medios oficiales de #Telecinco, como la página web de esta televisión, publicando en los últimos días varias piezas con el embargo que el representante de famosos estaría sufriendo a consecuencia del fallo judicial que dio la razón a la colaboradora de Sálvame.

Concretamente, en una de sus últimas informaciones, hablaba del embargo reciente en los últimos días, y en plena Navidad, de nada más y nada menos que 30.000 euros ya habrían viajado de su cuenta a la de la rubia más famosa de España. Una cantidad que en los próximos días se irá ampliando hasta alcanzar prácticamente el medio millón que se estipula deberá abonar a la ex mujer de Jesulín de Ubrique con las costas del juicio incluidas.

De momento, y tal y como los espectadores de los distintos programas del corazón del canal estrella de Mediaset España han podido comprobar, Toño Sanchís [VIDEO] no se ha querido pronunciar, a la espera de que sus abogados tomen cartas en el asunto y traten de atajar una sangría que este entiende no se debería producir hasta que el recurso presentado ante la Audiencia Provincial dé su veredicto final.

Las Navidades más amargas de Toño Sanchís

Sea como fuere, y aunque desde la cadena de Fuencarral aseguran que el valenciano "está en modo Navidad total", lo cierto es que no son pocos los allegados del levantino que están revelando que todo este proceso, que se extiende ya en el tiempo durante más de un año, está dejando muy tocado a un Toño Sanchís que se creyó capaz de vender judicialmente a Belén Esteban desde el primer momento.

Mientras llegan sus primeras reacciones en El Programa de Ana Rosa o en Viva la vida, los dos espacios en los que este colabora, la Justicia, parece, seguirá embargándole. Malas fechas para Toño.